Aerotermia: Aplicaciones de suelo radiante o radiadores de bajas temperaturas.

En el momento en el que se empieza con un nuevo proyecto de construcción, uno de los primeros puntos que analizamos es la calefacción, con el objetivo de conseguir un sistema eficiente pero que, además, climatice de la forma en la que se espera.

La calefacción suelo radiante se considera lo último de lo último del mercado: se trata de una red de tubos de polietileno reticulado, o bien de polibutileno, que son instalación debajo del pavimento, logrando que circule el aire en unas temperaturas de entre 30-45ºC.

Es uno de los sistemas de calefacción más destacados al utilizar la temperatura de impulsión del agua.

Aplicaciones de suelo radiante

El suelo radiante se puede aplicar en los siguientes lugares:
-En viviendas individuales y colectivas.

-En guarderías o centros de enseñanza.

-En piscinas cubiertas como recurso para caldear las diferentes zonas de estancia o de tránsito.

-En centros médicos, ambulatorios, salas o pasillos de hospitales.

-En oficinas y centros de trabajo en general.

-En locales que estén ubicados en una altura considerable, cómo puede ser una nave industrial, una iglesia, en la industria en general. En estos últimos casos, los sistemas de climatización de aire convencionales provocan que el consumo energético se incremente en exceso, por lo que, tan y cómo veremos a continuación, el suelo radiante reduce dicho consumo.

-Se combina a la perfección con otros sistemas, cómo con la aerotermia.

 Ventajas de la instalación de un suelo radiante

Ahorro: Tiene estipulado un ahorro de entre un 10-20% en base a los sistemas convencionales.

Confort: El calor se reparte de forma uniforme a lo largo de toda la casa, logrando una sensación de confort muy característica.

Salud: Es un tipo de sistema de calefacción saludable, no produce sequedad y es de baja humedad.

Espacio: A diferencia de, por ejemplo, los radiadores, ocupa el mínimo espacio posible y, además, no afecta a la estética de la vivienda.

Y, cómo ya hemos comentado, es compatible con otros sistemas como con la aerotermia.

¿Cómo instalar suelo radiante? Paso a paso

Necesitarás…

-Un kit de suelo radiante.

-Canaletas

-Plástico

-Aislante

-Cinta adhesiva

-Cemento rápido

-Tacos de 6mm de diámetro

-Tirafondos de 4 x 40mm

-Adhesivo

Procedimiento

  • Empezamos haciendo una roza en el suelo para poder introducir el tubo corrugado.
  • El siguiente paso consiste en pasar la zona de seguridad a través del tubo y cortar lo que ya no nos haga falta.
  • Se limpia el polvo que haya podido producirse, colocamos el tubo y rellenamos con cemento.
  • Mientras tanto, analizamos la pared en la que se vaya a colocar le termostato y marcamos los puntos.
  • Con el taladro en modo percutor añadimos los tacos y los tornillos, después agregamos los tacos.
  • Ponemos el termostato y conducimos el cable agregando las canaletas de plástico en la pared, de forma discreta, con el adhesivo.
  • Cubrimos el suelo con una manta aislante y hacemos un agujero en ella con unas tijeras para sacar el detector de temperatura.
  • Conectamos las conexiones utilizando los cables que vienen en el kit, llevamos la corriente a la lámina y usamos los aislantes correspondientes.
  • Finalmente colocamos un plástico y protección y añadimos la tarima.

Si no lo tienes muy claro, puedes contratar a un equipo profesional que se encargue de la instalación.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*