¿Como afrontar psicológicamente la crisis del coronavirus?

La pandemia del COVID-19 que afecta a todo el mundo, y la situación de aislamiento por la que estamos pasando pueden causar algunos trastornos psicológicos muy importantes.
Aunque el primer impacto de este virus recae sobre nuestra salud física, no podemos olvidarnos de nuestra salud emocional puesto que será el que nos pueda mantener fuertes para poder afrontar el impacto sobre el resto de nuestras facetas.

Teniendo en cuenta la incertidumbre de esta situación, podemos encontrar en todas partes algunas recomendaciones para prevenir la transmisión, medidas de higiene y ciertos comportamientos a mantener. Sin embargo, las consecuencias psicológicas coronavirus también deberían tenerse en cuenta.

Helena Calvo nos ofrece un servicio de ayuda de psicología para atender a cualquier paciente que pueda necesitar ayuda. Pensar de forma continua en la pandemia puede provocar la existencia de síntomas, o que se agrave nuestro malestar emocional.
En las siguientes líneas vamos a ver algunas pautas para afrontar esta situación:

Si no estás afectado por la enfermedad, pero sientes emociones intensas como nerviosismo, tensión, si no puedes pensar en otra cosa que, en el coronavirus, si necesitas estar viendo y oyendo la actualidad sobre el tema, tienes dificultades para concentrarte en otros asuntos, te pregunta controlar tu preocupación, incluso hasta experimentas algunos síntomas como incremento del ritmo cardíaco o problemas para conciliar el sueño, es posible que necesites ayuda.

1)   Identifica los pensamientos que puedan afectarte

No poder parar de pensar en la enfermedad pueden hacer que se presenten los síntomas anteriores, o que se acentúen. Reflexiona sobre estos pensamientos.

2)   Reconoce tus emociones

Aprende a reconocer tus emociones y acéptalas. No hay ningún problema en pedir ayuda en las personas más cercanas; ellas te ayudarán a encontrar el apoyo que necesitas.

Si te sientes solo/a, o si los síntomas se están agravando, recuerda que puedes pedir ayuda profesional. La psicóloga Helena Calvo podrá ayudarte a sopesar esta situación.

3)   Busca datos fiables

Internet se llena de rumores y bulos en estos tiempos. Es el momento de buscar siempre datos fiables y pruebas de realidad. Tan solo confía en aquella información que venga de datos oficiales y duda de todo.

4)   Gestiona la información

Debes encontrar la manera de informar a las personas más cercana sobre lo que está pasando. Un error muy común es mentir a las personas más vulnerables, como son los ancianos. Tendremos que encontrar la forma de darle una explicación veraz de lo que pasa, que pueda comprender. Así podrán extremar las precauciones y evitar riegos.

También es complicado explicar esta situación a los más pequeños de la casa. Existen muchos recursos para hacerlo, pero es importante ser veraces y no mentir.

5)   Sigue estas pautas de auto-autocuidado

• Autoestima alta: Es cierto que las cosas no van bien, pero hay esperanza y buenas noticias. Mantén una actitud positiva y piensa siempre con objetividad.
• Evita el monotema: Hay muchos más temas de los que hablar. Evita estar hablando siempre del COVID-19
• Aliméntate de un modo saludable. La alimentación es fundamental para que nuestro organismo funcione correctamente y nos ayude a prevenir otras enfermedades. Intenta que sea rica en verduras y frutas y huye de azúcares y productos procesados.
• Muévete. El sedentaria o está asociado con la ansiedad, la depresión y otras enfermedades mentales, a pesar de las dificultades, es necesario que te esfuerces en no aumentar el riesgo de padecerlas.
Descansa. Dormir menos de 7 horas activará el cortisol y aumentará nuestra sensación de estrés y sus consecuencias en nuestro organismo.
• Cuídate, no te abandones. Seguir unas rutinas de auto cuidado son fundamentales para que nuestro estado de ánimo no se vea afectado.

• Ayuda: Ayuda a tu entorno a que mantengan la calma, a que tengan un pensamiento que se adapte a cada situación.

Y si estás pasando la enfermedad, no te alarmes innecesariamente. Se realista y piensa que la gran mayoría de personas se curan. Pero si los síntomas se agravan, pide ayuda.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*