Cómo bajar la tensión arterial

La tensión arterial alta supone uno de los principales síntomas que podría llegar, incluso, a producir la muerte del paciente. Por ello, podemos encontrar toda una gran cantidad de organizaciones y profesionales relacionados con el mundo de la medicina que luchan constantemente contra aquellas personas que experimentan este mal.


Se define la presión arterial alta como cualquier presión cuyo valor aumenta por encima de 140. 
Es importante que sepamos que la presión alta no es una enfermedad, pero si que es un grave factor de riesgo que pueden provocar algunos problemas serios para la salud: incrementar la posibilidad de experimentar un ataque cardiaco, una enfermedad de carácter cardiovascular, insuficiencia renal, accidentes cerebrovasculares…

como-bajar-la-presion-arterial
Si el facultativo detectes que tienes la tensión alta, lo más normal es que te receté algunos medicamentos con el objetivo de controlar a. El problema de estos medicamentos es que tienen una cierta cantidad de efectos secundarios graves, por lo que a veces es peor el remedio que la enfermedad.
Por otra parte, también encontramos algunos remedios naturales o comportamientos que nos pueden ayudar a reducirla. A continuación, vamos a ver algunos de ellos.
Importante: En ningún caso estos remedios naturales deben de sustituir a las recomendaciones del médico. Ante cualquier tipo de duda, deberíamos de ponernos en contacto con él.

¿Cómo puedo bajar mi tensión arterial?

En el interior de nuestras venas y arterias existe una cierta presión que es completamente necesario para que el cuerpo pueda nutrir de la forma correcta todos los órganos y tejidos y a los que llevara nutrientes. En el caso de que la presión sea demasiado alta, pueden llegar a surgir todos los problemas que hemos contratado anteriormente.

Algunos factores como la falta de ejercicio, el tabaco, no alimentarlos con una dieta adecuada, podría llegar a formar placas en las arterias que aumentaría la posibilidad de experimentar hipertensión.
Estas placas son unas estructuras que se dan en las arterias y que hace que el diámetro interior contenido en las mismas disminuye, este problema es conocido como arterosclerosis. Lo que ocurre es que el fluido que se tiene que transportar encontrarás algunos obstáculos muy importantes.

Para que lo puedas entender, imagina el sistema de tuberías de tu hogar. Si la presión es demasiado elevada, y estas tuberías están construidas, la posibilidad de que se rompen es muy elevada. Por lo mismo ocurre con las venas.

También existe otra razón por la que una persona puede tener la tensión arterial algo elevada y es por la genética. Aunque todavía no se entiende muy bien los motivos, si que hay algunos estudios en donde se analizan genes que podrían estar relacionados con esta enfermedad.
Vamos a ver algunos de los hábitos que pueden ayudarnos a controlarla.

Dejar de fumar para controlar la presión arterial

El tabaco no aumentará la presión sanguínea de una manera crónica. Pero, después de habernos fumar un cigarrillo, si él aumentará de manera temporal.

El problema del tabaco, entre otras cosas, es que hace que las arterias se endurezcan por lo que no pueden controlar el proceso de la creación y de la contracción de la manera adecuada. De esta forma, el cuerpo no tiene la posibilidad de nivelar el peso o defecto de presión.

Alimentación adecuada

Los alimentos que son bajos en grasas saturadas, y en colesterol, son buenos para reducir la hipertensión. Además, se recomienda que en la dieta se añaden verduras, frutas, pescado, pollo, nueces…
En contraposición, conviene evitar los dulces, las pérdidas azucaradas, las carnes rojas, así como los alimentos que sean altos en grasas.

Haz ejercicio

Un ritmo de vida sedentario es muy negativo para la salud. Según los estudios, si combinamos un plan de alimentación saludable con deporte habitual, podemos llegar a reducir nuestra presión arterial en un interesante porcentaje de un 15%. De esta manera, nuestro organismo en general se verá fortalecido.

Lleva un ritmo de vida más relajado

El estrés y, en general, el estilo de vida que llevamos también nos pasa factura. Cuando nos expresamos, a nivel interno estamos creando neurotransmisores parasimpáticos, lo que hace que nuestro organismo esté mucho más excitado y que su mente la frecuencia cardiaca.

Todo ello también hace que la presión arterial aumente de forma progresiva.
Tenemos que encontrar la fórmula para poder luchar contra el estrés.

Reduce tu peso

Si te interesa el tema, podrás encontrar muchos estudios que demuestran que existe una relación entre la hipertensión arterial y el sobrepeso. Las personas que tienen sobrepeso consumen alimentos altos en calorías y, lógicamente, estos tienen una gran cantidad de grasas. El problema de estos alimentos es que, en nuestras arterias y las venas, haciendo que al fluido le cueste avanzar.

Ha llegado el momento de que empecemos a mirar un poco más por nuestra salud, hagamos ejercicio, sigamos un ritmo de vida más relajado y que dejemos el alcohol y el tabaco.
Con todo ello, actuaremos efectivamente contra la tensión arterial.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*