Qué es un cepillo alisador y cómo usarlo

El cepillo alisador es un aparato de estética que nos lo pone fácil a la hora de conseguir diferentes estilos en el pelo. Nos ayuda a alisarlo, a ondularlo, incluso hasta a rizarlo. También es perfecto para conseguir algunos alisados especiales, como el alisado japonés o el brasileño.

La principal diferencia entre un peine alisador y una plancha del pelo tradicional es que este primer aparato es más respetuoso con el pelo. Sufre menos, ya que los mechones no quedarán atrapados entre dos placas. Simplemente tendremos que pasarlo por el cabello como si lo estuviéramos peinando.

¿Cómo debemos usar un cepillo alisador?

Lo primero que debemos considerar es que el cepillo alisador no es una buena opción para aquellas personas que tengan el pelo demasiado rizado (más que nada, porque no se garantiza el resultado esperado). Está más bien recomendado para personas con el pelo liso u ondulado.

Estos son los pasos que deberíamos dar para usar un cepillo alisador:

  • Adaptación: Es importante comprar un peine alisador que se adapte a nuestras necesidades, a nuestro tipo de pelo. Por ejemplo, si tu cabello es muy largo, quizá te interese hacerte con un cepillo térmico. Además, asegúrate que el artículo se atreve con el efecto que quieres conseguir. Quizá para un alisado brasileño, este tipo de peine no sea la mejor opción.
  • Calentamiento: Enciende el cepillo y espera a que se caliente. La regulación de la temperatura dependerá de cada artículo, pero lo más normal es que se pueda calentar entre los 125-180º. No se recomienda usarlo a máxima potencia, a no ser que tu pelo esté muy ondulado y lo hagas a en intervalos.
  • Trabajo: La mejor manera de usar el cepillo es separar el pelo en mechones. Empezaremos por el área más cercana a la nuca y nos iremos desplazando hasta cubrir todo el cabello. La dirección que debe seguir el cepillado será desde la raíz hacia las puntas, siempre por mechones. Además, no deberías dejar más de 5 minutos el cepillo con contacto con cada uno de los mechones.

Estos 3 pasos son los básicos para usar el cepillo. Cuando termines, analiza el resultado y arregla aquellos pequeños detalles que puedan haberse quedado sin perfilar.

Como proteger el pelo de un cepillo alisador

Usa un protector térmico

Usar una mascarilla para el pelo le dará un plus de protección que hará más complicado que se pueda llegar a quemar.

También puedes aplicar una mascarilla reparadora un par de veces a la semana.

Vitaminas para el pelo

Aplicar esta temperatura tan elevada al pelo puede deteriorarlo, por lo que deberíamos utilizar algún producto al final para revitalizarlo, como es el caso del aceite de coco.

Es la mejor manera de aportar vitaminas para el pelo, para que el cabello luzca natural y sin estragos.

No te planches el pelo…

… si tienes el pelo mojado. Hay quien dice que es más fácil, pero también lo es que se te queme el pelo.

Con esta información estás lista/o para hacer uso del cepillo alisador.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*