Coaching de equipos

Este tipo de coaching es muy útil en nuestra vida diaria. Si ya conocemos la definición clásica, es prácticamente lo mismo pero añadiendo la dificultad de tener que trabajar con más personas en nuestro equipo.


Podríamos definir el coaching de equipos como la elaboración de las distintas estrategias que podemos tomar en un grupo determinado con la intención de conseguir llegar hasta una meta especificada. En realidad, el objetivo final no tiene demasiada importancia (por lo menos, no en el proceso a seguir) si no que lo que nos interesa es el camino o trayecto que vamos a seguir para lograrlo.
Esto supone una dificultad añadida. Si alguna vez hemos trabajado en equipo, ya sea en el ámbito laboral o estudiantil, nos habremos dado cuenta de que cada integrante del grupo tiene una opinión muy distinta sobre un mismo tema. Normalmente surge la figura de un moderador que se encarga de planificar las ideas. Este moderador, en la terminología de “coaching de equipos” se le conoce como coach y a los alumnos como coachees.

Metodología del coaching de equipos

coaching-de-equipos

Interacción de los miembros del equipo

La primera labor que tiene que realizar el coach es analizar a cada miembro que compone el equipo.

De esta manera podrá atribuirle funciones especiales a cada uno de ellos.
También es importante analizar el comportamiento de cada uno de ellos. Las personas más introvertidas suelen tener unas ideas mucho más prácticas que las extrovertidas, pero no siempre se atreven a expresarlas. De ahí la función principal del coach en el coaching de equipo.
En este apartado interviene la psicología y la observación.

El profesor determinará donde pueden estar esas ideas brillantes escondidas y será capaz de sacarlas a coalición con alguna de las estrategias que componen el curso.

Idea general sobre un mismo tema

Aquí analizamos las distintas ideas que se pueden tener sobre un tema determinado y el enfoque que se le puede dar. Es en este momento cuando puede reinar el caos, por lo que es importante que el coach se encargue de controlar todo lo que está pasando.
La idea es similar a la que seguiríamos con un debate: que cada miembro del grupo sea capaz de expresar su opinión libremente y luego ordenarlas para llegar a una conclusión final. Ninguna idea será excluida por ello.

Nuevas estrategias

El principal objetivo del coaching de grupos es obtener nuevas ideas ante un mismo problema.

Muchas veces no se trata de llegar a una solución simple, si no de encontrar aquella que podamos catalogar de más eficaz y productiva.
Además, estas ideas deben de poder analizarse desde distintos puntos de vista. Es la única manera de saber si podrían llegar a funcionar. También se analizarán todos los puntos en contra para decidir si debemos conservarla o descartarla finalmente.

El “coaching de grupos” fomenta la comunicación, la toma de decisiones, creatividad, liderazgo y se llegan ante soluciones simples para atajar problemas complejos.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*