¿Por qué comer vegetales verdes?

 ¿Cómo afecta al cuerpo comer vegetales verdes durante un año?

Esto es lo que quiso probar Christine Johnson, una mujer de Oklahoma que estaba obsesionada por la comida saludable. En los últimos años tan sólo se había alimentado de comida basura y esto no solamente había conseguido que engordase muchos kilos demás, sino que también había generado que se producirán problemas de salud muy importante en su organismo.

Por esta razón, un buen día se levantó de la cama y decidió que había llegado el momento de añadir únicamente productos saludables a su dieta. Lo mejor de todo es que fue capaz de perder nada menos que 44 kilos en tan sólo cuatro años. Para lograrlo cumplió con dos requisitos: alimentarse únicamente de vegetales y conseguir ir a gimnasios de forma continua.

Un claro esfuerzo de superación

vegetales-verdes

Esta mujer llegó a obsesionarse con la idea de conseguir el peso perfecto hasta un punto que podría clasificarse de enfermizo: en un momento dado, su abuelo tuvo que someterse a una operación muy arriesgada que podría ser de vida o muerte. No obstante, ella casi no asiste al hospital ya que se encontraba en pleno entrenamiento.

Además, también se perdió dos cenas de navidad y todas las fiestas de cumpleaños de ese periodo. Básicamente porque o bien estaba haciendo ejercicio o bien quería evitar tener tanta comida delante.

Para poder salir de ese trastorno que la estaba afectando, lo que hizo fue ponerse en manos de un consejero nutricional quien pudiera asesorarle sobre el estado en el que se encontraba. Ahora mismo se ha quitado 44 kilos y esto está esperando un bebé.

Esta mujer se describe a sí misma de pequeña como una chica gordita que siempre había pensado mucho. Llegó un momento en el que decidió que no le importaba el peso y se olvidó de él durante una época. Fue cuando llegó a los 20 años cuando decidió que había llegado el momento de eliminar esos kilos de su cuerpo.

Se habían reído de ella durante toda su estancia en la escuela, en el Instituto o la universidad… Pero lo peor de todo es que también lo hacían por la calle, en la Iglesia como en los supermercados. De esta manera, su odio por sus kilos demás no hizo otra cosa que incrementarse.

Uno de sus restos fue alimentarse de vegetales durante un año; siguiendo esa línea, en el momento en el que cumplió 24 años ya se había quitado los 44 kilos que se había propuesto.
Uno de los graves problemas que tuvo es juntarse con la persona inadecuada: tuvo un novio que siempre le decía que tenía sobrepeso, que hiciera lo que hiciera, tenía que esforzarse más para adelgazar. Esto lo hacía porque el hombre había estado con una chica esbelta y muy delgada, y quería recrear el mismo efecto en ella.

Una vez que hubo dejado a este hombre, fue capaz de apartar la obsesión del deporte de su vida y, aunque lo sigue practicando, también aprende a valorar otras cosas como la relación con su familia.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*