¿Cómo funciona la diabetes en el cuerpo?

  La diabetes es una enfermedad que se da en aquellos pacientes cuyo organismo es incapaz de poder controlar el azúcar contenido en sangre.

Además, el número de personas afectadas por esta enfermedad se ha incrementado en los últimos años llegando a número preocupantes. Hace tan solo cuatro años casi 26 millones de personas estadounidenses padecían diabetes habiendo aumentado significativamente en los últimos años.

Actualmente se estima, según las estadísticas a escala mundial, que casi 350 millones de persona experimentan esta enfermedad.

 En España se han diagnosticado hasta casi un millón más de personas con diabetes en un espacio de tiempo de dos años.

como-funciona-la-diabetes-en-el-cuerpo

Según las estadísticas afecta, generalmente, a las personas cuyas edades se encuentran situadas entre los 40-59 años. Se calcula que, aproximadamente  para el año 2015 un 10% de la población mundial tendrá esta enfermedad.

 Es una enfermedad muy grave que está relacionada con el sobrepeso y la obesidad pudiendo producir incluso la muerte. Solamente en el año anterior se produjeron más de un millón de fallecimientos de personas que tenían diabetes.

 Existen organizaciones y federaciones que se encargan de informar sobre los síntomas principales de la enfermedad, la manera en que se puede prevenir y el tratamiento para las personas ya afectadas. Según los datos, la organización Mundial de la salud dedica aproximadamente un 4,5% del presupuesto que tienen asociado para tratar enfermedades solamente en la “diabetes” (en informar tanto de su origen, prevención y el mejor tratamiento adecuado para un paciente en concreto).  Lo preocupante viene ahora, según esta organización el número de muertos por esta enfermedad se duplicará en los próximos años si no se encuentra una medida para tratarla con más eficacia.

No existe una cura eficaz para acabar con esta enfermedad aunque se está trabajando activamente para conseguir una. Sin embargo, existen tratamientos que hacen que los pacientes con “diabetes” puedan tener una vida normal con una serie de cuidados y restringiendo una serie de alimentos.

 Existen varios tipos de esta enfermedad. Diabetes insípida y diabetes Mellitus(que a su vez se divide en:  Diabetes tipo 1, tipo 2 o gestacional que dependerán de la gravedad o tratamiento que presenten).

 Son datos muy preocupantes. Estamos ante una enfermedad que va alcanzando a más personas dejando muchos muertos. Los tratamientos que existen, a pesar de ser bastante efectivos, sirven para alargar nuestra esperanza de vida con la enfermedad pero no suponen en ningún caso una cura definitiva para acabar con ella.

 Tipos de diabetes

 La Diabetes es un tipo de enfermedad que provoca una alteración de nuestro nivel de azúcar en sangre. El organismo no es capaz de producir la hormona insulina(o lo hace en muy bajas proporciones) por lo que no puede equilibrar los niveles de azúcar.

 Existen varios tipos de diabetes.

 La más típica suele ser la Diabetes Tipo 1 cuyo tratamiento, aparte de necesitar seguir una dieta equilibrada y realizar ejercicio, suele ser la inyección de insulina de forma diaria. Esta se encarga de equilibrar los niveles de sangre en el cuerpo.

 La Diabetes Tipo 2 se caracteriza por no funcionar de forma adecuada las inyecciones de insulina (en la mayoría de los casos) por lo que hay que recurrir a otro tipo de tratamientos. Sus síntomas pueden tardar tiempo en aparecer, incluso algunos años.

 Otra forma de Diabetes es la Diabetes Gestacional que ocurre durante el embarazo y finaliza, normalmente, con este. Se deben de tomar precauciones como controles exhaustivos para controlar el nivel de azúcar en sangre y visitar al especialista ante cualquier síntoma extraño.

 A pesar de ser las formas o tipos de Diabetes más habituales, no son las únicas. Otros tipos las relacionan con enfermedades de páncreas y el uso de medicamentos en algún tipo de tratamiento. Otro de los tipos más extendidos es el de Diabetes Mellitus. 

 Todas ellas no tienen cura pero si tratamientos específicos que permiten al paciente vivir una vida larga y normal. Siguiendo un tratamiento y sin que existan complicaciones los síntomas serán aliviados pero es importante seguir sistemas de prevención antes de que se agraven. El problema es que en algunos tipos no se pueden observar los síntomas hasta que haya pasado mucho tiempo por lo que conviene estar alerta ante cualquier tipo de anomalía que detectemos en nuestro organismo.

diabetes-tipos

Posibles causas de la diabetes

  Aunque parece un tema fácil de explicar lo cierto es que los expertos no saben todavía que produce la diabetes. Algunas teorías sostienen que se trata de un defecto congénito ya que cuando en la familia existe alguna persona que haya desarrollado la enfermedad es más probable que tú puedas desarrollarla.

 Otras teorías aseguran que la forma de contraer la enfermedad es a través de algún tipo de virus que actúa sobre nuestro organismo. Puede ser algún dato medioambiental, que proceda de la comida o una combinación entre esta teoría y la anterior.

 El problema de identificar el origen es que se trata de una enfermedad que termina apareciendo con el tiempo; sus síntomas pueden no ser apreciables hasta dentro de varios años por lo que es complicado establecer un patrón de inicio.

 Nuestro cuerpo tiene un sistema inmunitario muy potente aunque no siempre efectivo. A la hora de tratar la diabetes descubrimos que es nuestro propio sistema el que termina atacando a nuestro cuerpo.

De alguna manera nuestro cuerpo se queda expuesto habiendo anulado la posibilidad de generar insulina y ocasionándose un descontrol a la hora de controlar el nivel azúcar en la sangre.

De hecho, es ese mismo descontrol el causante de que suframos algunos síntomas como un aumento o disminución de nuestro apetito que no es exactamente real; solo se trata de un esfuerzo del cerebro por intentar contrarrestar el nivel de azúcar pidiendo alimentos energéticos.

 En muchos casos, la diabetes se da en pacientes que sufren algún tipo de obesidad o el consumo excesivo de determinadas grases por lo que se cree que también tiene relación con ello

Las “causas de la diabetes” todavía siguen siendo un misterio. Se tienen algunas teorías pero no se ha confirmado nada al 100%.




 Síntomas de las diabetes

 El número de afectados por la diabetes asciende a cada año que pasa. Por ello es importante conocer los síntomas de la diabetes para poder prevenirla.

 Existen distintos tipos de esta enfermedad pero los síntomas que presentan son prácticamente idénticos; lo único que puede variar es la intensidad o la gravedad de los mismos.

 Si notamos un aumento de sed y tenemos la continua necesidad de beber agua y orinar es posible que tengamos esta enfermedad. A este síntoma le acompaña la pérdida o el aumento del apetito seguida por una pérdida importante de peso sin que sepamos porque.

 Estos últimos aspectos tienen su explicación. El azúcar no es más que energía si se toma en la justa medida. Si el cuerpo no es capaz de controlar los niveles de azúcar manda al cerebro a tomar más o menos alimentos en busca de energía, aunque muchas veces no se ajusta a la realidad.

 Además, se pueden presentan otros síntomas de la diabetes como mareos, náuseas, falta de energía, cansando… y todo tiene que ver con lo que hemos comentado en el párrafo anterior.

 Por otra parte, si la diabetes que padecemos es del tipo II los síntomas se agravaran y puede que presentemos también visión borrosa, infecciones, tanto urinarias como de la piel, que se repiten de forma frecuente… y nuestras heridas tardarán más en sanar.

 Lo peor de todo es que aunque no experimentes ningún síntoma existe la posibilidad de que tengas diabetes. Los “síntomas de la Diabetes” pueden tardar mucho tiempo en aparecer, incluso algunos años.

 Para poder prevenirla es interesante observar si tenemos algún síntoma de los ya mencionados y acudir al doctor en busca de un diagnóstico. También controlemos el exceso de azúcar en nuestra dieta y hagamos ejercicio de vez en cuando.

Tratamientos para la diabetes

 Ante de ver algunos de los tratamientos para la diabetes existentes el médico tendrá que evaluar el tipo que tenemos (tipo I, Tipo ii u otros) para establecer un tratamiento que sea adecuado. El objetivo es tratar de mantener nivelado el nivel de azúcar en sangre sin que se dispare.

 El procedimiento más utilizado es la inyección de insulina. El doctor enseñará al paciente a hacerlo por sí mismo. Al principio puede parecer complicado e incluso nos puede aterrar, pero con el tiempo nos acostumbraremos.

Existen diferentes tipos de insulina atendiendo a su duración (acción rápida, lenta y mezcla de ambas)

 Puede haber casos en que la insulina no funcione(o no sea necesaria) y tendremos que tomar fármacos especiales para la nivelación del azúcar en sangre.

 Además, para evitar la posibilidad de que aparezcan complicaciones en el tratamiento de la enfermedad se recomienda dejar de fumar de inmediato. Lo mismo debemos hacer con el alcohol.

 Los doctores también nos recomendarán practicar deporte con el objetivo de facilitar la transmisión de la sangre por nuestro organismo. Haciendo deporte reduciremos, también, nuestro nivel de colesterol que puede agravar la enfermedad de la diabetes.

 Cualquiera de los tipos de tratamientos para la diabetes debe de ser aprobado y seguido bajo la atenta mirada de un médico; el especialista se encargará de determinar cuál puede ser el tratamiento adecuado para nosotros. Al igual que no existen dos personas iguales, una misma enfermedad puede variar de una persona a otra. Por ello es importante saber exactamente el tipo de diabetes que padecemos para saber si se puede emplear un método u otro.

 Siguiendo las medidas que los ha pre-escrito el médico podremos aliviar al máximo los síntomas y tener una calidad de vida que entre dentro de lo normal

 

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*