Consideraciones a la hora de transportar alimentos refrigerados

Dentro del ámbito de transporte de mercancías, hay algunos que requieren de unas consideraciones especiales durante todo el proceso. Entre otros elementos, los alimentos perecederos requieren unas condiciones muy específicas para que puedan llegar a su destino en las mejores condiciones. Apostar por una buena empresa especializada en transportes frigoríficos se considera algo crucial.

El objetivo es mantener la cadena del frío desde que sale la mercancía hasta que llega hasta el consumidor. Así se garantizará que el alimento conserva todas sus propiedades, por lo que será completamente seguro para su consumo.

¿Cómo se deben transportar alimentos perecederos?

Los alimentos perecederos son los que tienen un proceso de deterioro y de descomposición mucho más rápido que otros. Lo más común es que sean los alimentos frescos, tales como la carne, el pescado, la verdura o la fruta.  Su principal particularidad es que se degradan rápidamente a temperatura ambiente, por lo que hace falta que el transporte sea refrigerado.

El medio de transporte debe de mantener una temperatura constante, buenas condiciones de refrigeración y ventilación. Estas condiciones evitarán la aparición y proliferación de bacterias, alargando el tiempo de vida útil del alimento.

Estas son las 2 fórmulas principales que se utilizan para el transporte:

  • Vehículos refrigerados: En este caso nos encontramos con un vehículo isotermo que cumplirá con los requisitos correspondientes como para encargarse del transporte a una temperatura estable, regulada. Es un buen recurso que se utiliza cuando hace falta transportar diferentes tipos de mercancía a la misma temperatura en las que las puertas no se vayan a abrir con demasiada frecuencia (evitando así romper de la cadena del frío).
  • Transporte en contendedores refrigerados: Si la distancia a cubrir es mayor, como internacionales, se utilizan los contenedores refrigerados. Para pocos artículos, puede ser un recurso algo caro… pero para las empresas resulta muy rentable debido a que permite mover grandes cargas de mercancía con un mínimo coste. Por ello, es la fórmula más económica de mover alimentos a lo largo de todo el mundo.

Dependiendo del alimento que se vaya a transportar, podemos encontrar diferentes tipos de vehículos: Vehículo isotermo, frigorífico, calorífico (en lugar de producir frío, produce calor, unos 12ºC) o vehículo refrigerado.

Todos los vehículos deben de pasar las inspecciones correspondientes antes de proceder con el transporte de cualquier tipo de mercancía.

Conocimiento de las normas de transporte de mercancía perecederas

Cada país tiene su propia legislación en relación a esta materia. En España, es el real decreto 1202/05 el que establece las medidas que se debe de llevar a cabo para adoptar las condiciones de conservación y de calidad de las mercancías perecederas y transportadas. Nuestro país se ha sumado a este decreto que forma parte de un acuerdo internacional: esto garantiza que las normas se van a cumplir tanto en el origen, en el destino, como en cualquier otro punto intermedio.

Las empresas de transportes frigoríficos se toman muy en serio este trabajo para conseguir que los productos lleguen a nuestras manos en las mejores condiciones.

Random Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*