¿Cuanto cuesta castrar un perro?

¿Cuanto vale castrar a un perro?

Castrar a un perro es una intervención bastante habitual en nuestro día a día: no solamente evita la posibilidad de que podamos ser “abuelos” antes de lo esperado, sino que también hace que carácter de estos animales sea más afable, que no estén tan nerviosos y, lo mejor de todo, puede mejorar su calidad de vida.

Lo cierto es que el coste de la operación dependerá del género, y es que no costará lo mismo castrar a un perro macho, que a un perro hembra.

¿Cuánto vale castrar a un perro macho?

cuanto-cuesta-castrar-a-un-perro

Otro de los factores que también intervienen en la castración es el peso; por lo general, cuanto más pesa un perro, más costosa es la operación. Aunque también influye el tamaño ya que, si un perro tiene unas dimensiones pequeñas, la operación se complica y, por ende, el coste también se verá afectado.

Para no liarnos demasiado, podemos establecer que la esterilización de un perro macho, que tenga entre ocho-10 kilos, puede costarnos unos 200 € aproximadamente.

¿Cuánto vale castrar a un perro hembra?

En el caso de un perro hembra, la operación es bastante más delicada y esto se verá en el precio.

Lo primero que tienes que saber es que esta operación no puede ser realizada únicamente por una persona, como ocurre en el caso de los perros, sino que se necesitarán dos personas para encargarse de la complejidad de la intervención. Además, también habrá que realizar lo que se conoce como una colposuspensión para evitar problemas de carácter urinario de cara al futuro.

La esterilización de un perro hembra puede salirnos por unos 300 €.

Sin embargo, al precio también afectará la calidad de la clínica: y es que, dependiendo del lugar que elijamos, puede haber diferencias de entre 30-40 €. Eso sí, siempre deberíamos asegurarnos de que el lugar cumple con las normas higiénicas adecuadas.




 

¿Cuándo es mejor castrar a un perro?

Es importante que sepamos que no podemos castrar un perro cuando nos venga en gana, sino que tendremos que haber esperado un cierto tiempo hasta que alcance la madurez sexual. Normalmente esto ocurre antes del primer celo.

Si tenemos que castrar a un perro macho, los expertos aseguran que no se recomienda hacerlo antes de que su organismo haya producido la suficiente cantidad de testosterona; ya que este elemento no solamente se va a encargar de regular el deseo, sino también de dar forma a sus tejidos, como pueden ser sus músculos.

Tampoco se recomienda castrarlos después de que haya pasado un año porque pueden llegar a escaparse y reproducirse sin que nosotros podamos hacer nada.

Cambios en el perro después de la castración

Uno de los principales cambios que vamos a votar en un animal después de la castración es que se eliminará esa conducta tan enfermiza de tener que estar marcando el territorio, así como de ciertos niveles de agresividad en el momento en el que se encuentra con otros machos. Los expertos aseguran que esta agresividad pudiera reducirse en torno a un 50-60%. Además, también será menos agresivo con los humanos.

No obstante, es importante que sepamos que estas conductas no siempre tienen su origen en las hormonas, sino que también existen otros factores que pueden llegar a influir.

En el caso de que la castración se realizará una hembra, los estudios no son demasiado concluyentes ya que, según algunos expertos, después de la misma podría llegar a ser más competitivas con otras hembras, lo cual podría llegar a aumentar su agresividad.

¿Qué piensan los dueños tras castrar un perro?

cuanto-vale-castrar-a-un-perro

Son muchas las personas las que buscan de forma continua el término esterilizar a mi perro con el objetivo de poder entender los efectos que esto va a tener.

Si analizamos los testimonios, nos daremos cuenta de que cada uno de ellos contra una cosa diferente: la gran mayoría de los dueños aseguran que no notan ni cambios en el físico, ni en la personalidad, aunque sí que es verdad que muchos concluyen que mejora su calidad de vida.

¿Entonces deberías castrar a mi perro?

Olvidándonos por un momento de todos estos testimonios, los estudios concluyen que si se produce la esterilización, también se minimizan riesgos de salud de cara al futuro: por ejemplo, la presencia de tumores de mama, agrandamiento de la próstata, o diferentes problemas en los ovarios.

Sin embargo, la castración podría llevaros algunos problemas que se relacionan con hipotiroidismo u obesidad. Esto se puede llegar a prevenir con una dieta minuciosa, haciendo ejercicio de manera habitual y con diferentes fármacos se hacen falta.

Además, si todos somos consecuentes y castramos a nuestros perros, evitaremos que la población de estos animales empiece a incrementarse y que se abandonen a tantos indican las estadísticas.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*