¿Cuánto cuesta dar de alta a un empleado?

¿Cuánto cuesta contratar a alguien?

contratar-a-un-empleado

En este 2016 hemos podido ver cómo el optimismo se empieza a apoderarse del mercado laboral. Por esta razón, cada vez son más los emprendedores los que deciden llevar a cabo su pequeño proyecto y, para ello, tienen que estudiar los costes de contratar a una persona que pueda ayudarles con el negocio.

Los expertos aseguran que si 2016 será bueno, probablemente 2017 será mejor. De hecho, desde el gobierno se ha pronosticado 1 millón de nuevos puestos de trabajo, y se consideran completamente optimistas, aunque ya sabemos que esto no es siempre de fiar.

Algunas empresas ya están comprobando que, efectivamente, sus ventas no podrían estar en mejor situación, porque están planeando incrementar su plantilla para poder atender esta gran demanda de nuevos pedidos.

Sin embargo, contratar a un empleado no es algo demasiado barato. Antes del buscará uno, el empresario no sólo debería de valorar el sueldo, sino también la responsabilidad que adquiere con la seguridad social, es decir, el pago de impuestos.

Por lo general, este pago supondrá un 33% adicional al salario que se haya pactado con el trabajador, aunque esto también dependerá del tipo de salario. Por poner un ejemplo, si nosotros vamos a pagar a un trabajador unos 1000 € por su trabajo, la seguridad social nos puede costar 333 €, lo que supondría un coste total de 1333 €.

¿Cuánto cuesta dar de alta a un trabajador?

cuanto-cuesta-contratar-a-un-empleado

El mayor gasto que vamos a tener que enfrentar es el que la cotización a la S.S. Por el cargo de las contingencias comunes: estamos hablando de algo completamente imprescindible que ayuda a cubrir ciertas eventualidades como puede ser una enfermedad, una incapacidad, o la jubilación.

Para calcularla, tenemos que saber que comprende un 23,6% de la propia base de la cotización (estableciéndose un máximo de 3527 € al mes, y teniendo un mínimo que comprende los 753 – 1051,5 euros de manera mensual, pero siempre prestando atención a la propia categoría profesional).

Es cierto que estos costes pueden ser algo elevados, sobre todo si acabamos de abrir la empresa. Es por esta razón, por lo que podemos encontrar algunas modificaciones características, sobre todo aquellos que tienen el objeto de poder reducir el paro juvenil, así como ayudar a aquellos que se han sacado el título para poder entrar de lleno en el ámbito laboral.

Por poner un ejemplo, aquellas personas que tienen un contrato en prácticas conseguirán una reducción del 50% en las tasas de la seguridad social aquellos que no tengan estudios, y que sean menores de 25 años, también existe una modalidad de “contrato de formación” que entrañan un coste de un 100% de las contingencias comunes, lo que da un respiro para las empresas y para el autónomo durante los tres primeros años.

Por otra parte, el emprendedor tendrá que analizar si el contrato que va a formalizar será fijo o no. Por lo general, la mejor opción para el empresario es el contrato temporal, aquellos que se pueden realizar por periodos navideños, en verano, o una obra o servicio. Se piensa que es la mejor opción por un problema de confianza: es que no podemos estar haciendo fijos a una persona para que nazca siquiera conocemos, y que no sabemos si nos va a responder.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la cotización por contingencias comunes es más cara en un contrato temporal (con un porcentaje de hasta un 36%). Además, en el caso de indemnización por desempleo, en un contrato fijo se abona un 5,5%, mientras que en uno temporal se llega al 6,7%.

Además de tener que calcular lo que el empleado paga de forma mensual (y tener que multiplicarlo por el número de pagas extra), también se debe de calcular la indemnización por despido improcedente si se diera el caso. Actualmente, esta indemnización será de 33 días, en un máximo de 24 mensualidades.




Conoce la tarifa plana para los indefinidos: un plan que puede incentivar el empleo

Existe la conocida tarifa plana que incentiva la contratación del empleado indefinido. La empresa tan sólo tendrá que pagar 100 € relacionados con las urgencias comunes en el plazo de dos años. Este ahorro puede llegar a suponer hasta un 75% de lo que deberíamos despojar a la hora de contratar a un empleado.

Ahora bien, para acceder a este tipo de modificación, la organización debe ser capaz de cumplir con una serie de requisitos: por ejemplo, no haber hecho ningún despido individual improcedente, o bien colectivos, en los últimos 30 días antes de proceder con el alta.

Además, en esta tarifa también se tiene en cuenta la posibilidad de contratar una persona de manera indefinida, pero con un horario parcial. Si la jornada es que 75% %, estos 100 € pasarán a ser 75 €, mientras que si la jornada es de un 50%, entonces estos 100 € pasarán a 50 €.

Para poder evitar cualquier tipo de fraude de cara a la seguridad social, esta entidad se encargará de revisar que la empresa haya mantenido las condiciones a lo largo de los tres años, que el número de trabajadores en la plantilla sea el que debería, tanto aquellos que tienen contrato fijo, como temporal.

Si la compañía se ha beneficiado de la reducción, pero no puede cumplir con las condiciones, deberá devolver el importe de todas las ayudas. Si este incumplimiento se ha producido durante el primer año, tiene que pagar el 100% de todo lo ahorrado, si no se han cumplido durante el segundo año, se devolverá un 50% y si el incumplimiento se produce durante el tercer año, será de un 33%.

Ahora que ya sabes cuánto cuesta dar de alta a un empleado, lo tendrás más fácil a la hora de montar una empresa y determinar si es rentable.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*