Cuánto cuesta un tatuaje

Los tatuajes no podían estar más de moda; el hecho de poder personalizar nuestra propia piel puede ayudarnos a recordar ciertos eventos que queremos que el mundo pueda llegar a conocer. Ahora bien, conviene recordar que, en principio, hacernos un tatuaje es algo que debería de pensarse muy bien porque es para toda la vida. Aunque hay sistemas de láser que lo eliminan, son caros y no siempre quedan demasiado bien.

Hay muchas personas que consiguen hacer de su cuerpo una completa obra de arte, siendo como una especie de lienzo en dónde el tatuador se encargará de poder plasmar el diseño que han elegido.

Si tienes algún tatuaje en mente, pero quieres saber más o menos lo que te va a costar, tan solo tienes que leyendo.

La pregunta del millón: ¿Cuánto cuesta un tatuaje en España?

Es complicado poner establecer un precio desde un principio porque hay muchos factores a considerar.

Lugar en el que nos lo vamos a hacer (establecimiento)

En cada lugar podemos encontrar precios diferentes. Ahora bien, es crucial que vayamos a un tatuador de calidad que, por supuesto, esté homologado. También necesitamos que tenga una larga trayectoria a sus espaldas y que nos muestre los trabajos que haya hecho anteriormente.

Algunas personas, por ahorrar, se deciden a que el tatuaje se lo haga un amigo que no tiene tanta experiencia. El problema viene cuando llega al resultado que dista mucho de ser tan perfecto cómo nos lo habíamos imaginado.

¿Cuánto va a medir el tatuaje?

El tamaño también afecta al tatuaje; no será lo mismo que nos preguntemos cuánto cuesta un tatuaje pequeño que uno que vaya a ocupar buena parte de la espalda.

Podemos decir que, a mayor tamaño del tatuaje, más nos vamos a tener que gastar en él.

Por otra parte, la zona en la que lo vamos a colocar también se asociará con el precio. Si nos vamos a tatuar una zona que pueda ser delicada (como en el interior de la boca, en los genitales, incluso en los ojos), necesitaremos a tatuadores especializados y, por ende, el coste del servicio se elevará de una forma muy significativa.

¿De qué color quieres el tatuaje?

El color también influye en el coste del tatuaje, pero lo cierto es que no lo hace tanto como antiguamente. Si lo hacemos en color, la tinta es más cara, por lo que el coste final también lo será. En negro será algo más barato.

Hoy en día nos solemos decantar por los tatuajes en color porque el nivel de detalle que se puede conseguir con ellos es mayor.

¿Tenemos ya un diseño… o nos lo tienen que hacer?

Antes de elegir que tatuaje nos vamos a hacer, estaremos mucho tiempo pensando en el diseño que más se adecúa a nosotros. Lo más habitual es que ya tengamos una idea y que creemos un boceto que el diseñador se encargará de darle forma.

Sin embargo, puede ser que no se nos ocurra nada, por lo que el tatuador se encargará de hacer él mismo el diseño para ver si lo utilizamos o no.

En este caso, lo más normal es que el tatuador te cobre una cantidad por hacer el diseño; si al final nos lo tatuamos, este diseño suele estar incluido en el precio, por lo que no te lo cobrará. Sin embargo, si no nos termina de convencer, entonces si que lo tendremos que pagar.

¿Entonces cuánto cuesta un tatuaje en la espalda, en el dedo o en cualquier otro lugar?

Podemos establecer un mínimo de unos 75€ aproximadamente por un tatuaje pequeño (siempre y cuando hayamos elegido un establecimiento de calidad para que nos lo hagan). Si el tatuaje es mediano, puede estar comprendido entre los 120€. Sin embargo, a medida que el tatuaje se haga más grande, el precio también se irá incrementando.

Puede llegar a un punto en el que bien podría llegar a sobrepasar los 1000€, dependiendo de la idea que tengamos en nuestra mente.

Gracias a este artículo, ya puedes saber más o menos cuánto cuesta un tatuaje en España.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*