Cuánto cuestan los brackets

¿Cuanto valen los brackets en España?

Los brackets suponen un método que se utiliza para poder corregir algunos problemas que se pueden producir en nuestros clientes, como pueden ser tenerlos hacia fuera, hacia adentro, torcidos, con múltiples espacios entre los incisivos…

Ayudan a conseguir la corrección que el paciente necesita pudiendo encontrar un modelo exacto que se adaptara sus necesidades y que será recomendado por el dentista.

Dependiendo de lo que se quiera, podemos encontrar brackets más estéticos (normalmente menos económicos), y otros que se adaptarán mejor a nuestros bolsillos, pero que no siempre nos gustará nuestro físico en el momento en el que nos llevemos.

 ¿Qué son los brackets?

cuanto-cuestan-los-brackets

Son una herramienta de las más habituales que utilizar al dentista en el momento en el que detecta un tipo de anomalía en nuestros dientes que no se solucione con el paso del tiempo.

Tienen el poder de ir variando la posición de los mismos poco a poco hasta que llegue a la deseada, a la que debería ser.

Por ejemplo, uno de los problemas más habituales que podemos tener a nivel vocal es el de la “maloclusión”; en otras palabras, esto podría llegar a hacer que pronunciemos mal algunas palabras, que tengamos dolor o, incluso, que no podamos conseguir una completa higiene bucal, lo que podría dar origen a toda una gran cantidad de enfermedades de importancia.

Dependiendo del problema que tengamos, el dentista nos recomendará un determinado modelo de “aparato”: cada uno de ellos tendrá un tiempo establecido para que lo podamos llevar, y hasta existen algunos modelos, más avanzados y más caros, que el paciente se los puede quitar cuando lo necesite.

Tipos de brackets

Las principales diferencias entre los diferentes tipos de brackets las observamos en el material que se ha utilizado para la fabricación de los mismos, en sí se han hecho a medida, en cómo se colocan, en el tiempo que los vamos a llevar y, sobre todo, lo que nos va a costar.

 ¿Qué son los brackets linguales?

Young woman showing lingual braces, close up

En primer lugar queremos destacar los brackets linguales que son de los más modernos que podemos encontrar en el mercado. Entran dentro de la categoría de brackets invisibles, y la razón de ello es que se colocan justamente en la parte trasera de los dientes evitando que cualquiera los puede llegar a ver.

De esta manera, si nosotros nos encontramos con una persona que tiene este tipo de aparato, será prácticamente imposible saber qué lo lleva a no ser que ella misma nos lo diga. Están pensados para qué tan sólo lo sepa ella y el dentista.

Tienen la ventaja de que estos brackets están hechos a medida del paciente pero, como desventaja, esto puede elevar el precio de una manera considerable.




 ¿Qué son los brackets invisibles?

cuanto-cuestan-los-brackets-invisibles

Por otra parte, tenemos estos brackets que, a diferencia de los anteriores, no se coloca en la parte trasera de los dientes, sino que se hace en el frontal. Sin embargo, se fabrican con materiales como la porcelana, el zafiro o la cerámica que tienen exactamente el mismo color que los incisivos, por lo que prácticamente se convierten en invisibles.

Pero esto es tan sólo una manera de llamarlos porque, si nos fijamos un poco, sí que se notarán. Suponen el equilibrio el equilibrio de precio entre los brackets linguales y los brackets metálicos y, además, la estética que logramos es mucho mejor que en este último caso.

 ¿Qué son los brackets autoligables?

cuanto-cuestan-los-brackets-autoligables

La ventaja de este tipo de aparato es que es mucho más económico que los anteriores. Su principal característica es que se fabrica con un tipo de material especial en donde no utiliza ningún tipo de ligadura.

Precisamente esto consigue que el tiempo que los tenemos que llevar sea mucho más reducido.

 ¿Qué son los brackets metálicos?

teeth with braces

Y terminamos con los brackets metálicos que son los más habituales. Son también los más económicos y, tal y como están las cosas ahora mismo, suele ser la primera opción por parte de cualquier tipo de usuario.

Se fabrican utilizando el material acero inoxidable, por lo que la duración al paso del tiempo es férrea. Además, para poder realizar su labor, utilizan aros de metal consiguiendo exactamente la presión que se necesita para todos y cada uno de los incisivos.

El único problema que tienen los brackets metálicos es lo que ya sabes: que la estética deja mucho que desear. Es cierto que tenemos la opción de personalizarlos añadiendo brackets de diferentes colores, pero en estética no se puede comparar a las alternativas que hemos visto anteriormente.

Algunas personas afirman que, aunque ésta sea la opción menos estética, consigue que los clientes queden mucho mejor en el futuro.

 ¿Cuánto cuestan los brackets en España?

El precio de los brackets ya no solamente dependerá del tipo que hayamos elegido, sino también la forma de su colocación y la duración del tratamiento. Además, también habrá que tener el coste de la propia clínica: por lo general, cuanto más conocido sea centro, más te cobrarán.

Aunque establecer el coste es complicado, a continuación vamos a tratar de dar unos precios aproximados:

¿Cuánto cuestan los brackets invisibles? Estos brackets tienen un coste que tiempo de superar los 3000 €. También dependerá del material que hayamos utilizado ya que no nos costara lo mismo si elegimos el zafiro o la cerámica, por ejemplo.

¿Cuánto cuestan los brackets linguales? Esta suele ser la opción que todos queremos pero, en cuanto vemos el precio, pero no tendremos tan claro y es que dobla el precio anterior pudiendo llegar perfectamente a los 6000 €.

¿Cuánto cuestan los brackets autoligables? El precio de este tipo de bracket es de 3500€. En este caso, aunque sean menos estético que los de zafiro y que, por lo tanto, deberían de costar menos, lo que realmente estamos pagando aquí es la reducción del tiempo que los vamos allá.

¿Cuánto cuestan los brackets metálicos? Y terminamos con estos brackets cuyo coste es bastante variable, pero podemos establecer una media comprendida entre los 2000-3000 € aproximadamente.

Una vez que ya conozcamos los costes anteriores, sabremos por qué tipo de bracket nos vamos a decantar.

A continuación te dejamos un vídeo en dónde puedes conocer los diferentes tipos de brackets:

Random Posts