¿Cada cuánto hay que realizar la revisión de una caldera?

 

La revisión de la caldera es crucial para que todo el sistema de mantenga en buenas condiciones. Si no se lleva al día, podríamos tener más de un dolor de cabeza de importancia.

Es obligatorio que la revisión se haga cada 2 años. Además, también habrá que llevar a cabo una inspección con una periodicidad de 5 años.

Aunque cada uno puede elegir quien hace las revisiones, lo lógico es apostar por una empresa reconocida en el mercado, con una buena experiencia, profesionalidad y con precios juntos.

Un buen ejemplo de estos valores lo encontramos en este Servicio Técnico de calderas en Bilbao. Cuentan con una experiencia dilatada en el mercado de más de 20 años, ofrecen un trato cercano y son expertos en todo tipo de caldera (de gas, gasoil, reparación de calentadores, termos, y un largo etcétera).

Uno de los errores más habituales cuando se habla del mantenimiento de la caldera es pensar que una revisión y una revisión es lo mismo, cuando son dos procesos completamente diferentes.

¿Qué es una revisión de la caldera?

Las revisiones se centran en la propia caldera, calentador de agua o termo eléctrico. El RITE (siglas del Reglamento de las Instalaciones Térmicas de los Edificios), determina que tanto la revisión como la inspección son obligatorias.

  • Obligatoriedad: Se establece que la revisión se debe llevar acabo cada 2 años para equipos con una potencia de hasta 70kW. También dependerá de cada lugar, y es que en algunas comunidades es obligatoria llevarla a cabo cada año. Si la caldera tiene una potencia superior a la indicada, se revisará cada año. Los calentadores con una potencia de hasta 11L se revisan cada 5 años.
  • Responsabilidad: El responsable es el propietario de la caldera y este será quien elija la empresa que se encargue de llevarla a cabo. Lo mejor que se puede hacer es comparar precios y analizar la trayectoria de la empresa antes de elegir.
  • Calderas comunitarias: Y si estamos hablando de una caldera comunitaria, esta se tiene que revisar con frecuencia mensual. La Comunidad se pondrá en contacto con una empresa para solicitar un servicio de mantenimiento.

¿Qué es una inspección?

A diferencia de la revisión, en la inspección se controlan ciertos elementos relacionados con las instalaciones generales del gas, como el contador, llaves y gomas, tuberías, contador, entre otros elementos relacionados.

  • Obligatoriedad: Lo más habitual es que se lleve a cabo cada 5 años. Como ocurre con las revisiones, en algunos lugares se establece una periodicidad menor.
  • Responsabilidad: La compañía que se encarga de distribuir el gas será la encargada de ponerse en contacto con el cliente para informarte de realizar la inspección. Este requerimiento se debe llevar a cabo 3 meses antes de la fecha.

Si se supera el plazo y todavía no está la documentación presente, la distribuidora tendrá que enviar a su propio equipo para que la lleve a cabo.

Teniendo en cuenta la información de este artículo, podrás controlar mejor el mantenimiento de la caldera.

 

 

Random Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*