¿Cómo se hace un divorcio por notaria? Divorcio notarial España

Funciones de un notario

 

El notario en el ámbito cultural hispano es un funcionario que da carácter público a pactos y acuerdos firmados por escrito entre particulares.

El notario participa en la firma de estos acuerdos y asesora en cuestiones legales, pero en ningún caso toma parte por una posición. Es una función que se contrapone fuertemente con la de un abogado que sí debe involucrarse en la defensa de una de las partes.

 

Como fedatario público la firma de un notario da un valor especial a un documento privado, a la certificación de un hecho o cualquier otra circunstancia derivada. Pero eso no indica que sin su concurso careciera de la misma, es solamente una garantía de autenticidad y veracidad.

Resumiendo, una escritura firmada por un notario se presume como verdadera ante cualquier administración pública. No es necesario peritaje caligráfico ni de otra índole en el caso de disputa por su validez.

 divorcio-notarial-espana

Divorcio notarial por mutuo acuerdo: ¿Qué es y en qué consiste?

 

El matrimonio como institución civil tiene unas regulaciones legales que certifican su formalización y otras aún más fuertes para la disolución.

Las especiales circunstancias emocionales que la ruptura implica suponen habitualmente que se deriven complicaciones en la separación.

El reparto de bienes y derechos que antes estaban en común es la tarea que se debe materializar. Hay que delimitar las posesiones legales de cada componente de la pareja para emprender un camino por separado.

 

Esta exigencia deriva en la mayoría de los casos en un proceso judicial en el que se aplica el derecho de familia. Se disuelven así los vínculos legales comunes de la pareja. Los hijos si los hubiera deberán atener un calendario de estancias y visitas con cada cónyuge. Las posesiones y los derechos comunes han de ser repartidos.

El acto judicial establece lo que corresponde a cada parte de forma equitativa y pública.

 

Los cambios sociales en los últimos años han producido un incremento sustancial en los procesos de divorcio. La mayoría de los matrimonios acaban en separación en un plazo determinado de tiempo. Los procesos judiciales asociados, aunque se costean con cargo a los demandantes sobrecargan el sistema judicial de forma excesiva.

Existen en estos procesos muchos casos donde la separación se produce de mutuo acuerdo. Para estos casos está destinado el divorcio notarial para parejas. El proceso se agiliza considerablemente con las ventajas derivadas imaginables para todos.

divorcio-notarial-en-espana

 Divorcio notarial requisitos y condiciones

 

Sin querer ser exhaustivo con todas las circunstancias que se contemplan en el marco legal hay una serie de condiciones claras para que una pareja pueda disolver el vínculo matrimonial por divorcio notarial. Podemos señalar los siguientes puntos claros e importantes.

  • Se entiende que existe un mutuo acuerdo en la pareja en la separación sin que se deriven desacuerdos sobre reparto de los derechos y obligaciones. No puede haber hijos menores que por salvaguarda de sus derechos se exige trámite judicial. Los hijos mayores de edad deben asistir y firmar en la separación si alguno de sus derechos se viera afectado.

El notario no es de elección libre. Viene determinado por el último domicilio común de la pareja o por el domicilio de cualquiera de ellos. A la firma ha de asistirse con asesoramiento letrado. El notario por su posición imparcial en el proceso no puede valer sus conocimientos para alguna de las partes. Su cometido es dar fe de que la pareja ha comprendido el alcance del acuerdo y lo acepta.

En la firma no cabe ningún tipo de poder notarial para realizar el trámite por representación. No hay excepciones para excusar la presencia física en el momento de la firma de ambos cónyuges en el divorcio notarial para parejas.

  • Si del proceso iniciado no se produce por cualquier circunstancia la firma del divorcio notarial el notario comunicará el proceso iniciado para que conozca. Se trata de evitar que se intente iniciar el mismo proceso con otro notario por un desacuerdo con los requisitos legales que éste pueda presentar.

Es necesario que haya pasado por lo menos 3 meses desde la constitución del matrimonio para iniciar este trámite.




 

 

La institución del matrimonio ha sido la base sobre la que se ha construido la sociedad que con adaptaciones y cambios ha llegado hasta la actualidad.

La intervención pública ha buscado en todos los casos revalorizar el mantenimiento del vínculo matrimonial y la protección de la parte más débil en el caso de acto doloso, negligencia o irresponsabilidad de una de las partes.

El divorcio notarial para parejas debe asumir estos valores y aplicar en cada caso la solución más justa según el espíritu y la letra de la ley.

En el vídeo que encontrarás a continuación podrás encontrar información sobre el nuevo divorcio express:

 

Random Posts