¿Cómo elegir un patinete eléctrico?

Los patinetes eléctricos suponen una innovadora manera de viajar en el entorno urbano. Hoy en día podemos encontrar una larga serie de modelos (en páginas cómo 10geeks podemos comparar entre varias opciones), pero es innegable que han mejorado en cuanto a prestaciones y batería se refiere.

Ahora son más rápidos y tienen una mayor autonomía, por lo que cada vez son más las personas las que se deciden por ellos.

¿Estás pensado en comprar un patinete eléctrico, pero todavía no sabes en que te tienes que basar para hacerlo? Te desvelamos una lista de criterios que debes tener en cuenta.

Consideraciones a evaluar a la hora de comprar un patinete eléctrico

  • Batería: Lo primero que tenemos que hacer es pensar en el uso que le vamos a dar al patinete. En base a ello elegiremos el tipo de batería. Lo más común es que tengamos que tomar la decisión entre baterías de litio y de gel.

Si vas a usar el patinete para darle un uso diario, entonces lo más recomendado es la batería de litio. Los patinetes eléctricos con este tipo de batería duran más.

  • Peso: El peso también se considera un factor importante. Ten en cuenta que el patinete te va a acompañar a cualquier lugar al que vayas, por lo que el peso debería ser lo más ligero posible, pero al mismo tiempo no tan reducido cómo para que le pueda afectar a su estructura. Elige un modelo que sea ligero y sencillo de plegar, y cuyo peso no sea superior a los 27kg.
  • Tiempo de carga: Si vas a tener tiempo suficiente como para cargar la batería no deberías de prestar mucha atención a este criterio. En cambio, si tienes el tiempo justo, deberías elegir un modelo que cargue lo antes posible.
  • Velocidad: También tendrás que pensar en la velocidad máxima que necesitas que desarrolle el patín eléctrico. No debemos pasar de un límite de 20-30km/g para no tener problemas legales.

Con una potencia de entre 1500-2000W tendremos la capacidad suficiente para movernos a la velocidad deseada.

  • Presupuesto: Por supuesto, el presupuesto también es importante. Quizá deberíamos haber empezado por aquí, ya que de esta manera podemos descartar ciertos modelos y centrarnos en el rango de precios que más nos interese.

Si vas a utilizar el patinete de forma regular, cómo para ir al trabajo todos los días, entonces sería una buena idea invertir bastante en el aparato, para que así dure lo máximo posible.

  • Calidad: Y, finalmente, tampoco tenemos que perder de vista la calidad. Lo ideal es conseguir una buena relación entre calidad/precio. Si encuentras un modelo sospechosamente barato, probablemente deberías buscar otro modelo mejor. Es posible que te encuentres con algún fallo importante cuando ya sea demasiado tarde cómo para cambiarlo.

Sigue estos criterios pero, sobre todo, elige aquel patín que te identifique; aquel que te guste y que sientas que se ha diseñado para ti.

Sólo así tendrás el patín que más se adapte a tus necesidades.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*