Enfermedad del beso: ¿Qué es?

En el primer momento en el que escuchamos hablar de la enfermedad del beso, pensamos que se trata de una especie de estado mágico en el que caen los enamorados cuando inicien una determinada relación.

enfermedad-del-beso

Sin embargo, estamos hablando de una enfermedad real, que tiene sus ciertos síntomas y que, además, tienen que ser controlados porque, si no lo hacemos, podría llegar a deteriorar nuestra salud de una manera muy importante.

¿A qué llamamos enfermedad del beso y todo lo que tienes que saber sobre?

En realidad, la “enfermedad del beso” es un tipo de herpes ya que se produce por el mismo virus (Epstein-Barr). Es una enfermedad muy común porque es un tipo de germen que pueden transmitirse fácilmente entre los diferentes seres humanos.

Además, las estadísticas aseguran que todos, independientemente de cómo seamos, nos hemos contagiado de la enfermedad del beso en algún momento de nuestra vida.

Enfermedad del beso contagio

El nombre de la enfermedad del beso es asignado porque es una de las formas más fáciles de que nos contagiamos. Tienes la habilidad de sobrevivir especialmente bien en el interior de la saliva.

Sin embargo, también puede propagar a través de otros fluidos como la sangre o el semen; es por ello por lo que es fácil de transferir mediante una relación de carácter sexual.

Los expertos aseguran que esta enfermedad es bastante más habitual en la adolescencia. Y no solamente por lo que estamos pensando, que también: los adolescentes son los que más beso se dan y con más personas diferentes.

No obstante, también es debido a que en esa edad no se tiene el sistema inmunitario todavía demasiado fortalecido por lo que el virus encuentra un lugar perfecto para poder propagarse.

Específicamente, es mucho más habitual que esta enfermedad se puede llegar a producir entre los 12 y los 18 años. En el caso de que se produzca una edad demasiado temprana, se producirán cuadros de fiebre, pero no se llegará a manifestar la enfermedad como tal.

Ahora bien, si la enfermedad del beso tarde unos años más en manifestarse, entonces el cuerpo habrá desarrollado una serie de anticuerpos que nos servirán de protección para minimizar los síntomas y la duración del virus.

El Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (con las siglas CDC), establece que se trata de un virus que se puede llegar a producir que perpetraron largo del mundo y que nadie es inmune a él.

Como ya hemos comentado anteriormente, no contagiarse es prácticamente imposible.

Enfermedad del beso síntomas

Cuadros de fiebre

Este es uno de los síntomas más habituales.

Dependiendo de cada individuo, es posible que en su organismo ya disponga de algunos anticuerpos para poder hacer frente a la enfermedad.

Ahora bien, esto no quiere decir que nos vayamos a proteger del contagio ni mucho menos. Lo cierto es que los síntomas se verán reducidos, y la duración del mismo no será tan elevada.
Eso si, tendremos que pasarlo.

Inflamación de ganglios

Por lo general, no se suelen experimentar síntomas más allá de cuadros de fiebre y de algunas pequeñas molestias en ciertas zonas localizadas de nuestra boca. Sin embargo, dependiendo del caso, es posible que los síntomas pueden llegar a agravar. Por ejemplo, si nos podrían llegar a inflamar nuestros ganglios linfáticos.

En lo que realmente está ocurriendo es que el nivel de células blancas y de monocitos se ha incrementado con la enfermedad del beso; esto se podrá saber si se realiza un determinado análisis de sangre del paciente mientras está experimentando los síntomas.

Hepatitis

Y, si todavía no síntomas van a mas, también podría llegar a provocar hepatitis. No obstante, esto nos presenta bastante habitual y, si ocurre, no suele tener complicaciones muy graves.

Enfermedad del beso cura

Hasta este momento, no se ha encontrado ningún tipo de cura que pueden ayudarnos con la enfermedad.

Los expertos aseguran que la única manera de hacer algo contra ella es mediante técnicas de prevención: por ejemplo, a sabiendas de que la enfermedad se puede llegar a transmitir mediante fluidos corporales, lo primero es hacer es evitar el contacto con personas que estén infectadas.

La importancia de lavarse las manos

Lavarse las manos no solamente nos va a proteger contra la enfermedad del peso, sino también de cualquier tipo de enfermedad ya que la mayoría de los gérmenes y bacterias se transmiten a través de estas extremidades.

Sin embargo, no cometas el error de pensar que únicamente el agua acabará con el virus. Es crucial utilizar un buen jamón y, además, algún producto que tenga alcohol y que puede desinfectar.
Así estamos preparados para evitar contagios.

Hábitos adecuados

Aunque esto es de sentido común, conviene recordarlo: tanto tus vasos, como tus cubiertos, son sólo tuyos y nunca en ustedes en compartir. El hecho de beber del mismo vaso de otra persona lo convierte en una fuente de gérmenes catastróficas.

Evitando espacios cerrados

Para poder evitar el contagio de cualquier tipo de enfermedad, se recomienda estar lo más lejos posible de personas afectadas.

El virus no se transmite por el aire, pero, si hay una persona que está contagiosa y lo tenemos cerca, es mucho más fácil que su saliva pueda llegar hasta nosotros.

Si sabes que una persona está contagiosa, deberías de alejarte hasta que se cure.

Adiós a los besos

Por supuesto, tampoco tenemos que besar a nadie que esté contagiado. En el momento en el que los síntomas hayan remitido, todavía tendremos que esperar un par de días para que el virus muera por completo.

Enfermedad del beso: tratamiento

Tampoco existe un tratamiento para luchar contra la enfermedad del peso.

El médico nos recomendará mucho reposo y, quizá, algunos medicamentos como Ibuprofeno para reducir la inflamación y poder luchar contra la fiebre.

También puede darse el caso de que, según la gravedad, nos proporcione un tratamiento con antibióticos.
Si se produjeran algunos problemas como la disminución del nivel de nuestras flaquezas, malfuncionamiento del aparato respiratorio, anemia…, Es posible que tengamos que seguir un tratamiento de corticoides.

Una enfermedad mucho más graves de lo que parece.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*