¿Como evitar la ansiedad?

¿Cómo puedo evitar la ansiedad?

La ansiedad es un tipo de trastorno que se asocia con síntomas de incomodidad, de preocupación en general y de la presencia de nerviosismo debido a una situación que se va a producir porque ya se ha producido. La gran mayoría de las personas tienen ansiedad de manera puntual a lo largo de su vida… Sin embargo, en el caso de que la experimentes de forma continua, entonces es cuando podemos hablar de que tienes un problema.

Existe toda una serie de trucos, técnicas y tratamientos que nos pueden ayudar a combatir la ansiedad que todavía está por venir, y así tener los recursos que necesitamos para mejorar nuestra calidad de vida.

Si quieres prevenir la ansiedad en general, debes de saber que el camino para lograrlo no es sencillo: lo primero en lo que te tendrás que centrar es en dejar a un lado todos aquellos pensamientos que te generen ansiedad.

En las siguientes líneas hemos preparado algunos remedios que te van a venir a la perfección.

Todo lo que debes de saber para prevenir la ansiedad

 

como-evitar-la-ansiedad

Control de la respiración

 

Si te encuentras en una situación en donde ni siquiera puedes estar quieto o ponerte a ordenar tus pensamientos, seguramente sea debido a que tu ritmo cardiaco se ha elevado en exceso y no tienes la suficiente cantidad de aire como para poder respirar (como, por lo menos, eso es lo que piensa tu cerebro).

Por esta razón, lo que tenemos que hacer es empezar a respirar, dándonos el tiempo necesario para ello.

Si te encuentras en un entorno con demasiada gente, lo mejor es hacer es alejarte, cerrar los ojos y asegurarte de que tu respiración vuelva de forma progresiva a su ritmo normal.

Nosotros te recomendamos este ejercicio:

  • Inhalación: Empezamos inhalando de forma paulatina por la nariz durante un intervalo de tiempo de entre 5-7 segundos aproximadamente.
  • Retención: Ahora retenemos el aire durante 3-4 segundos concentrándonos mentalmente en el tiempo va pasando.
  • Exhalación: Vamos expulsando poco a poco el aire teniendo la boca lo más cerrada posible (tan sólo dejando una pequeña hendidura para poder hacerlo, dando el efecto como si realmente estuviera sirviendo). Esto lo haremos durante un tiempo de 7-8 segundos.
  • Repetición: Vuelve a comenzar el ciclo nuevo tantas veces como te haga falta. Por lo general, en unas 10-15 repeticiones debería haber sido más que suficiente para que tu respiración haya vuelto a su cauce habitual.

Luz del sol para controlar la ansiedad

 

La luz del sol es un poderoso recurso que ayuda a revitalizar nuestro organismo de vitamina D.

También se le considera un potente recurso para ayudar a aliviar algunos de los síntomas de la depresión y de la ansiedad.

Salir a la calle tan sólo dependerá de ti, y es posible que tengas que hacer un cierto esfuerzo para llevar a cabo este proyecto, sobre todo cuando estás demasiado agobiado.

Debes de saber que en la ansiedad se agrava todavía más en el caso de que estemos en un lugar oscuro. Si podemos ir a un lugar en donde penetren directamente los rayos del sol, esto repercutirá de una forma muy positiva en nuestro estado de ánimo.

Además, esto también nos ayudará a ver nuestro problema en perspectiva, esta otra situación.

Pide ayuda a un amigo / familiar

 

como-combatir-la-ansiedad

Si te das cuenta de que no puedes con el problema por ti mismo, puedes pedir a la gente de tu entorno. Cualquier muestra de afecto, como una palmadita en la espalda, un abrazo, un beso puede ayudar a hacer que esas preocupaciones que se han acumulado no aparezcan tantas.

Además, el hecho de poder confesar todos tus problemas ayudará a que tu alma se purifique, a sentirte mucho más querido, valorado y, en general, para mejorar la calidad de nuestra vida.

Si habitualmente sufres de ansiedad, deberías pasar tiempo con tus amigos. Poco a poco te irán conociendo y sabrán que de forma habitual necesitas el apoyo que te pueden llegar a dar

Confiésate

 

Una persona que tiene muchas ansiedades e inseguridades, tendría que conocer alguien más específico con quien pudieras ponerse en contacto en el momento en el que te encuentras en estas situaciones.

Éste individuo tendría que ser un amigo de confianza y bastante cercano, que realmente sea capaz de dejarlo todo cuando necesites una mano amiga, que te haga sentir mejor en el momento en que te encuentres preocupado y que desde las razones que necesitas para pensar que realmente el problema que tienes entre manos no es para tanto.

Tampoco hace falta que digamos esa persona de manera física, podemos hablar con ella por el teléfono, o simplemente por el Whatsapp. Si es la persona adecuada, nos ayudará igualmente.

Sin embargo, no deberías machacar demasiado a tu amigo: la idea es compartir tus preocupaciones pero sin llegar al extremo.




Haz deporte para combatir la ansiedad

 

Una de las particularidades de la ansiedad es que en esos momentos nuestro organismo empieza a recibir una descarga de adrenalina que no tiene ninguna manera de ser canalizada.

Si encontramos alguna manera de poder lanzarla, nos encontraremos mucho mejor: por eso, podemos salir a hacer deporte.

Simplemente con hacer algo de running, con subir y bajar las escaleras a toda velocidad, o con cualquier otro tipo de deporte, podemos conseguir nuestro objetivo.

Cuando estamos en una situación de ansiedad, a nivel interno empiezan a proliferar las hormonas que dan lugar a la ansiedad y esto, hace que nuestra mente vaya ajustándose poco a poco. Si hacemos deporte, empezamos a quemar esas hormonas y, por ende, también descargamos toda la tensión que se hizo acumulando en nuestro organismo.

Al hacer ejercicio, se librarán endorfinas. Estas hormonas se conocen como aquellos que producen felicidad, por lo que te encontrarás mucho mejor contigo mismo. Los expertos han demostrado que, después de hacer ejercicio, las preocupaciones no te parecerán tan graves como lo eran antes.

Para poder conseguir siempre es estímulo de energía y autoestima con el que hacer que sea más fácil encajar tú día a día, deberías de crear una rutina de ejercicios personalizada. No hace falta que te machaques a hacer si para, con dedicar unos 30 minutos diarios debería de ser más que suficiente.

El poder de la música para calmarnos

 

como-acabar-con-la-ansiedad

Cómo siempre se ha dicho, “la música amansa a las fieras” y ahora podemos ser nosotros nuestros propios conejillos de indias para probar si esto es así. Podemos buscar un par de canciones relajantes para qué nos ayuden a alejarnos de los problemas.

Recomendamos la música jazz o clásica, aunque tú sabrás realmente lo que te tranquiliza (o raro que puede llegar a parecer como algunas personas les tranquiliza el rock o el heavy metal).

Deberías detener esta música a mano como si fuera un preciado tesoro para poder escucharla en cualquier momento en el que nos hagas falta.

Si empiezas experimentar los síntomas más habituales de la ansiedad, simplemente con la música a un volumen suave, túmbate, cierra los ojos y sumérgete en el mundo que tu canción favorita que está ofreciendo.

Tomar un té para relajarnos

 

Los tés también son un recurso muy precioso que nos pueden ayudar a relajarnos. Simplemente sentarnos a tomarnos una taza de té de hierbas ayudará para que podamos desconectarse nuestros problemas, por lo menos durante un rato. Lo mejor que podemos hacer es elegir uno que no tenga cafeína, para no expresarnos todavía más.

Lo mejor de todo es que existen muchas variedades de té, por lo que podemos ir variando cada día para no caer en la rutina.

Nosotros te recomendamos que elijas, por ejemplo, los tés de menta, de manzanilla, de menta piperita… Y que vayas probando a ver cuál te convence más.

Afronta los problemas

 

No importa quién seas o de qué manera encajes la vida, tarde o temprano te vas a encontrar con una de esas noticias preocupantes que va a estar entrenando tu energía durante todo el día. Es por esta razón por lo que tenemos que tomarnos un tiempo para asimilar la noticia.

Podemos hacer un pequeño ritual: dedicar un espacio de tiempo al día, por ejemplo una media hora, a pensar en nuestros problemas y a saber las estrategias que vamos a usar para salir de ellos. Por ejemplo, podemos elegir un horario de 7:00 p.m – 7:30 p.m.

En el momento en que llegue ese tiempo cada día, simplemente nos sentaremos o tomaremos en un lugar en el que estemos cómodos, y reflexionaremos.

Si consigues separar ese tiempo para pensar, entonces estarás más preparado para lo que está a punto de suceder. Además, evitarás que tengas que estar pensando durante el resto del día.

También te ayudará a poder combatir el estrés, a manejar los pensamientos y sentimientos irracionales y, en definitiva, a actuar de una forma mucho más lógica

.

Redacta una lista con todo lo que te produce ansiedad

 

En el caso de que te hayas dado cuenta de que últimamente la ansiedad de visita de forma repetida, ha llegado el momento de intentar manejarla: una buena idea es hacer una lista personalizada en donde vayamos escribiendo todo aquello que hace que experimentes los síntomas.

Por ejemplo, si quieres saber cómo evitar la ansiedad tecnológica, podrías empezar por escribir cuando te empiezas a copiar en el momento en el que tienes el teléfono móvil delante (por ejemplo, puede ser cuando te comentan en las redes sociales, cuando tuvieron los recibe las suficientes visitas).

Una vez que tengas esta lista con tus preocupaciones, fijar el momento de empezar a atacarlas: empieza por la más fácil y, en el momento en el que acabes con ellas, lo único que tienes que hacer es tacharlas como sindicalista de la compra se tratase.

Recopila información

 

Según la opinión experta, uno de los principales motivos que provoca la ansiedad es la incertidumbre o el desconocimiento sobre un determinado tema. Por ello, si buscamos información sobre el tema, seguramente sintamos que tenemos la situación más controlada y nos tendremos que pensar tanto sobre lo que va a ocurrir.

Por ejemplo, vamos a imaginar que, haciendo deporte con unos amigos, nos hemos fracturado el brazo y nos duele. En lugar de agobiarnos pensando en si tenemos o no algún tipo de problema, lo que podemos hacer es ir al médico para salir de dudas.

Si te preguntas como evitar la ansiedad de comer, lo primero que debes hacer es investigar el origen de esta ansiedad, que es exactamente lo que provoca que comas con tanta velocidad.

Sin embargo, es importante encontrar el equilibrio entre buscar información y obsesionarte con un tema. Internet no siempre es el mejor lugar para informarnos: a veces podemos encontrar datos inexactos o inconclusos que te pueden llegar a agobiar todavía más haciéndote pensar que tienes una enfermedad cuando no es así.

¿Cómo evitar la ansiedad controlando nuestros pensamientos?

 

a girl  silhouette behind a  transparent  paper

¿Qué pensamientos te producen ansiedad?

 

Un punto clave para poder tomarle ventaja a la ansiedad es saber los pensamientos que te están generando. Así, en el momento en el que empiecen a manifestarse en tu mente, podrás encontrar una forma de detenerlos.

Como hemos comentado, uno de los síntomas más habituales que produce la ansiedad es cuando el corazón va a toda velocidad.

Deberías de profundizar en su mente, intentar conocer tus motivos, apuntar lo que sientes cuando experimentas unos textos cuadros de ansiedad.

Una vez que lo tengas claro, tendremos que buscar la manera para mantener estos pensamientos a raya, esto dependerá de lo que mejor le funcione a cada persona: algunos prefieren hacer deporte, otros escuchar música relajante, algunos ponerse a dejar las plantas del jardín…

Evita pensar sólo en los fracasos y en los éxitos

 

Uno de los mayores errores que cometemos cuando tenemos un proyecto en mente es pensar que o lo vamos a conseguir, o todo se va a convertir en un fracaso, sin pensar en que existe un punto intermedio.

Vamos a suponer que, por ejemplo, estamos enamorados de una chica ha llegado el día en el que nos vamos a declarar. En este tipo de situaciones, tan sólo pensamos en tener éxito, o bien en aceptar el más humillante de los fracasos. Sin embargo, también puede haber un punto intermedio, una perspectiva de futuro como un Plan B para que sepamos cómo actuar en el caso de que todo.

No entres en experiencias negativas

 

El ser humano tiene tendencia a generalizar: solemos pensar que si algo nos ha salido mal en el pasado, esta rutina siempre se va a repetir con el paso del tiempo.

Siguiendo el ejemplo anterior, si le vamos a pedir salir a una chica, pero en el pasado yo tuvimos algunas experiencias negativas relacionadas, es posible que no nos atrevamos a hacerlo.

Es importante que pensemos en cada nueva situación como una nueva oportunidad que la vida nos regala: por ello, deberíamos olvidarnos del pasado y fijar nuestra vista en el presente.

No pienses en lo malo que puede llegar a pasar

 

¿Sabías que la gran mayoría de las personas no sirva a cabo sus proyectos porque están continuamente atemorizadas de lo que podría llegar a pasar en el peor de los casos? Por ejemplo, si hemos estado trabajando duramente y queremos decir un ascenso, se nos puede llegar a pasar por la mente que si lo hacemos nuestro jefe nos va a despedir.

No hay nada de malo en pensar en todos los resultados posibles para tener un cierto margen de actuación frente a lo que vaya a ocurrir. Sin embargo, los presentes únicamente en lo malo, también apunta lo bueno.

La mejor idea es pensar únicamente en que va a ocurrir lo mejor, te ayudara a ser mucho más positivo y renovar tu energía para que sea más fácil lograr cualquier objetivo.

Adiós a los pensamientos negativos

 

como-luchar-con-la-ansiedad

Los pensamientos negativos son los principales causantes de que se produzcan la temida ansiedad. Muchas veces, aún cuando hemos conseguido el objetivo estipulado, los pensamientos negativos se encargan de restarle importancia.

Siguiendo el ejemplo del ascenso, vamos a suponer que finalmente nos hemos atrevido a decírselo a nuestro jefe y este lo ha aceptado. Sin embargo, nos hemos quedado pensando en un comentario que no nos ha terminado de cuadrar del todo, en una mirada algo extraña, como cualquier otro aspecto relacionado.

Para poder alejar la negatividad de tu vida, un truco recomendado por los expertos es hacer una lista en donde agregar todo lo positivo que te suceda a lo largo del día. Cuando pase una semana procederás a hacer balance y llegarás a la conclusión de que te pasan más cosas buenas que malas, por lo que no tiene razón para ser negativo/a.

Cuidado con echarte la culpa

 

Algunas personas tienen tendencia a echarse la culpa de todo lo que ocurre a su alrededor: por ejemplo, imagina que la profesora de tu hijo llamado comentando que no va muy bien en el colegio, que su rendimiento deja mucho que desear. Podemos llegar a pensar que esto es culpa nuestra que el que no hemos estado suficiente tiempo con él.

Otro ejemplo puede ser que nuestro amigo haya sufrido algún tipo de accidente y que podamos pensar que si hubiéramos estado a su lado, esto habría cambiado.

Puede ser verdad, puede ser que no lo sea, pero nunca lo sabremos: lo único que es seguro es que culparnos de forma continua sólo servirá para incrementar todavía más los síntomas de la ansiedad.

Cuando el problema se ha producido, ya no hay nada que hacer, sólo podremos mirar hacia adelante: hagamos una lista de los datos importantes de la situación y busquemos los puntos positivos. Seguramente, una vez que hayamos terminado, veremos todo con más optimismo.

No puedes controlarlo todo

 

Otro de los motivos que provocaron la ansiedad es el hecho de tener muchas cosas que hacer/obras que pensar, y no ser capaz de controlarlas.

Puede ser que tengas ansiedad en el trabajo, debido a una masificación inusual de tareas: en este caso, puedes hacer una lista de las mismas y priorizar aquello que sea importante.

Deberías centrarte en aquellas cosas que en este momento sí que tienen solución y que son más fáciles de resolver. A medida que la lista se vaya vaciando, entonces los pensamientos de ansiedad empezaron a desaparecer.

No desaproveches tiempo pensando en lo que pudiste hacer y no hiciste, o en que no estas ayudando a nadie de su entorno en estos momentos. Aprender a aceptar que hay cosas que escapan del control.

Aprende a controlar tus sentimientos y deja a un lado la ansiedad

 

Cuando por fin hayas empezado a reconocer cuáles son los pensamientos que te generan ansiedad, habrá llegado el momento de establecer diferentes mecanismos para poder tratarlos.

En el momento en el que se presente algún tipo de preocupación que parece que va a derivar en un cuadro de ansiedad, deberías hacer el siguiente esquema de preguntas:

  • ¿Qué probabilidades existen de que ese problema puede volverse una realidad?
  • Si realmente hay pocas probabilidades… ¿Por qué nos estamos preocupando por ello?
  • ¿En qué nos basamos para ese problema realmente puede llegar a suceder?
  • ¿Me está ayudando pensar sin parar en el problema? Si al final se va a producir igualmente… ¿No valdría la pena invertir nuestro tiempo en algo más productivo?
  • ¿Qué haría X persona si estuviera en la misma situación que nosotros?

¡A la búsqueda de soluciones contra la ansiedad!

 

como-puedo-acabar-con-la-ansiedad

Una vez que hayamos identificado el motivo de la ansiedad, y estemos haciendo lo imposible por alejar los pensamientos negativos, habrá llegado el momento de crear estrategias que realmente nos ayuden contra ella.

Tanto como si busca la respuesta a cómo evitar la ansiedad en la dieta, o de forma general, estas soluciones que van a venir estupendamente:

Cape Diem (Vive el momento)

 

Vivir continuamente en el futuro, en los que pueda llegar a pasar, lo único que hará será alimentar a la ansiedad. Por esta razón, deberías aprovechar cada momento todas las oportunidades que se están presentando.

Posiblemente vivas demasiado rápido: corres mucho cuando comes, trabajas a toda velocidad, ves series y películas sin control… Por ello, te recomendamos que frenes un poco, que aprendas a disfrutar de cada detalle de lo que la vida es capaz de ofrecerte.

Aprende a disfrutar más de tu relación de pareja, camina un poco todos los días, apaga el ordenador y el móvil durante un par de horas y medita sobre todo lo que pasa en tu día.

Acuérdate de que tienes cinco sentidos y que puedes estimularlos para comprender mejor todo lo que te rodea.

No cometas el error de pensar que el día no te va a sorprender, agradece lo que tienes y estate pendiente porque nunca se sabe cuándo la vida te va a regalar una sorpresa.

Si la ansiedad llama a tu puerta… No abras

 

Es cierto que la ansiedad proviene directamente de nuestra mente, pero existen ciertos casos/situaciones que harán que pueda llegar a producirse más fácilmente.

Por ejemplo, si eres un fanático de la puntualidad y piensas que vas a llegar tarde a trabajar, al Instituto, o cualquier otro lugar, pues es actuar contra ello levantándose un poco antes. Si estás continuamente preocupado por lo que un amigo o familiar puede llegar a pensar de ti, entonces ve a hablar con él.

Si existen algunas situaciones que no te gustan, como el hecho de ir a eventos donde haya demasiada gente, no lo hagas, ni tan siquiera por compromiso, lo único que conseguirás es reducir la calidad de tu vida.

Valora el tiempo que pasas con tus amigos

 

Existen numerosos estudios que aseguran que una buena manera para combatir la ansiedad es pasar el máximo tiempo posible con nuestras personas queridas, con aquellas que realmente nos hagan sentir cómodos y con las que nos podemos expresar sin limitaciones.

Si en tu círculo de amistades haya alguien que es capaz de tranquilizarte, entonces puedes ir a verlo cada vez que tengas un problema. Además, también puedes ser su consejero en el caso de que tú también te encuentres en este tipo de situación.

Acuérdate de mantener tus relaciones de amistad y, por mucho que estés ocupado, siempre dedica un tiempo a ellas. Te aseguramos que te ayudarán a sentir mucho mejor.

Registra tus pensamientos en un diario

 

Un diario también es un arma poderosa para combatir la ansiedad. Deberíamos escribir en él durante algunos minutos de forma diaria con el objetivo de ordenar nuestros pensamientos. Te ayudará a pensar sobre aquellas situaciones que producen ansiedad y ver el problema en perspectiva.

Además, poco a poco te servirá para poder ver un patrón y saber exactamente cómo piensas.

Algunas personas siguen un pequeño ritual que les ayuda a calmar su ansiedad: se toman un té calentito en el sofá mientras tienen en la otra mano el diario iban escribiendo todo lo que necesitan. Digamos que es como una especie de ventana en donde puedan expresarse de la forma deseada.

Acepta que el futuro no está escrito

 

Es importante que aceptemos la incertidumbre; es decir, que no sabemos lo que va a ocurrir en el futuro, nadie puede saberlo. Por más que intentes pensar en todas las posibilidades, no es seguro que vas a hacer con lo que va a ocurrir. Todo ello lo único que va a hacer es que desemboque en un cuadro de ansiedad.

Es importante que aprendas a vivir en el diario, y no en el futuro de lo contrario, cuando haya pasado el tiempo, te darás cuenta de lo mucho que estás desperdiciando tu vida

.

Busca ayuda profesional

 

Si el problema de ansiedad existe y con los consejos anteriores no has conseguido solucionarlo, entonces quizá haya llegado el momento de pedir ayuda profesional. Para calmar la ansiedad, existen algunos medicamentos y tratamientos que el facultativo puede llegar a proporcionar.

Ir al médico es un paso muy importante y noche tienes que sentir avergonzado/a por ello: estos profesionales atienden muchos casos relacionados y se toma muy en serio su trabajo, por lo que se necesita su ayuda, la vas a encontrar.

Si el problema es más grave, es posible que necesites terapia. El hecho de hablar con una persona sobre tus preocupaciones y problemas te ayudará a relajarte y poder aliviarte. Además, aunque en un principio te cueste confiar en un desconocido para compartir tus problemas, poco a poco se habrá ganársela para lograr vencer esos problemas que tienes en tu mente.

También deberías saber

 

tips-ansiedad

¿Cómo evitar la ansiedad en la dieta? La ansiedad en la dieta es uno de los principales problemas que pueden hacernos engordar, en lugar de lo contrario. Uno de los trucos para poder mantener a raya es dividir las comidas en 5-6 al día; de esta manera, cuando lleguemos a la “comida” o a la “cena”, nos comeremos con tanta ansiedad.

¿Cómo evitar la ansiedad de fumar? Dejar de fumar es uno de los objetivos más complicados que podemos hacer a lo largo de nuestra vida. Aunque al principio parezca fácil, no tardará en presentarse esa sensación de ansiedad que nos obligará a que nos fumemos un cigarrillo para poder vencer la ansiedad de fumar, existen parches de nicotina o podemos masticar palitos de regaliz.

¿Cómo evitar la ansiedad de comer por la noche? Por lo general, este problema se presenta cuando estamos haciendo dieta, o bien cuando lo que comemos por la noche no es suficiente. Aquí lo único que podemos recomendar es que cambies la dieta, reforzando las verduras y que seas fuerte. Si te tienes que levantar en plena noche porque no puedes dormir y tienes mucha hambre, una pieza de fruta podría aliviarte sin incrementar demasiado las calorías.

¿Cómo evitar la ansiedad por el dulce? El azúcar es uno de los elementos más perjudiciales que podemos encontrar para la salud, está implicado en casos de obesidad, sobrepeso y de caries, entre otros problemas como hiperactividad. Reducir el dulce de la dieta es complicado, por lo que lo mejor que podemos hacer es ir poco a poco. Por ejemplo, a la hora de servirnos el café podemos decantarnos por sacarina que es menos perjudicial.

A continuación, hemos preparado un vídeo que te ayudará a saber cómo puedes tratar la ansiedad y superarla de una vez por todas:

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*