¿Cómo evitar los gases?

¿Cómo puedo evitar los gases?

 

Los gases son el resultado de lo que comemos y bebemos, así como una pequeña parte del aire que respiramos. Es normal que las personas tengan que expulsar los gases, bien a través de flatulencias, o bien mediante los eructos. No obstante, en caso de que una persona pueda tener un exceso de gases, esto podría ser indicativo de que algo no funciona bien en su organismo. Además que, dependiendo de la situación, podría ser algo bastante doloroso y/o embarazos.

Por esta razón, hemos preparado una extensa guía en donde aprenderás cómo evitar los gases en el estómago.

 

¿Cómo pude evitar los gases en el estómago?

 

coles-de-bruselas-gases

Cambia tus hábitos

 

Probablemente el origen de son los hábitos alimenticios que tienes. Es por esta razón por lo que debería de empezar a controlar qué alimentos consumen. La mejor idea consiste en hacer una completa lista y luego analizar si realmente producen flatulencias y, si es así, los podemos sustituir por otros completamente diferentes:

 

Por ejemplo, los alimentos que más clases producen son las coles de Bruselas, el brócoli, coliflor, el repollo, los frijoles, peras, manzanas, salvado de trigo, productos integrales y los huevos.

Además, también los producen bebidas como la cerveza, el vino tinto, aquellas afrontadas o carbonatadas, especialmente si se combinan con alimentos fritos.

Por último, el azúcar, la leche, u otros productos lácteos, también son los causantes de la acumulación de gases.

 

Aprende a comer

 

Es importante aprender a comer lentamente, no solamente para conseguir que tu metabolismo servirle mejor la comida, sino también para evitar la mayor cantidad de aire posible. Aquellas personas que han desarrollado una cierta ansiedad a la hora de comer, trabajar en este aire y se producirán los gases.

Es por ello por lo que tenemos que aprender a comer a intervalos, saboreando cada bocado y ampliando el tiempo de duración de cada uno de ellos.

 

No comas chicles

 

Los chicles también son la principal fuente de entrada de aire a nuestro organismo. Muchas personas, en lugar de cepillarse los dientes, los que hacen es mascar chicle como sustituto. Aunque, para los dientes, es igual de positivo, lo único que conseguiremos esta manera es ir introduciendo aire de forma regular en nuestro organismo.

Es por esta razón por lo que, si tenemos algún problema de gases, deberíamos de dejar los chicles.

 

Aprende cómo debes de beber

 

Cuando bebemos cualquier bebida a sus ojos, también penetra una cierta cantidad de aire en nuestro organismo. Éste sencillo hábito podría llegar a producir precisamente ese exceso de gases que intentamos evitar. Por ello, lo que debemos hacer es ver poco a poco, intentando asimilar la máxima cantidad de líquido posible, y la mínima de aire.

Además, no deberías de usar pajitas, más que nada porque lo único que conseguirás es crear una vía directa de aire hacia nuestro organismo.

 

Y si tienes dentadura postiza…

 

…te tienes que asegurar de que esté bien colocada. De lo contrario, puede provocar que tragues una excesiva cantidad de aire cuando estamos comiendo/bebiendo. Si la dentadura no encaja de la forma en la que debería, tenías que ponerte en contacto con el dentista para que se encargue de su ajuste.

 

Medicamentos y suplementos para tratar el exceso de gases

 

como-liberar-gases

 

Si los remedios naturales anteriores hemos indicado para saber cómo evitar los gases malolientes no determinado de funcionar, entonces nos vamos a dirigir hacia la química para ver de qué manera nos puede echar una mano.

Medicamentos específicos

 

Existen algunos medicamentos específicos que nos pueden ayudar con el problema: por ejemplo, Mylicon o Maalox. Lo cierto es que la mayoría de estos medicamentos los podemos comprar fácilmente en la farmacia se imitan siquiera tener.

 

Ahora bien, la gran mayoría de ellos tienen establecidos una serie de efectos secundarios a considerar. Para evitar problemas, deberíamos de ponernos en contacto con el médico para que nos recomiende uno que finalmente se adapte a nuestra situación.

 

Si finalmente decide ser un medicamento por tu cuenta, deberías elegir uno que contenga simeticona, que es un ingrediente que actúa directamente contra el exceso de gases atacando directamente a las burbujas de gas.

 

El poder del beano para aliviar los gases

 

El beano un compuesto que se basa en un componente conocido como alfa galactosidasa, el cual tiene el poder de acabar con el exceso de los gases. Las personas que añaden este elemento a las comidas, tiene muchas menos posibilidades de desarrollar gases.

Es por ello, por lo que sería una buena idea añadirlo a las comidas.




 

Cápsulas de carbón activado para prevenir el exceso de gases

 

Existen algunos estudios corroborados en los que se afirman que el “carbón activado” puede ayudarnos a prevenir los gases. Lo mejor de todo es que estamos hablando de un suplemento 100% natural por lo que, además de no tener efectos secundarios, se considera muy bueno para la salud.

 

Clorofila para prevenir los gases

 

Por otra parte, la clorofila también es una sustancia que puede ayudarnos a prevenir los casos. Existen algunos estudios que confirman tiene esta función, sobre todo si se usa con personas mayores.

Sin embargo, existen algunas situaciones que se consideran incompatibles con la ingesta de clorofila como, por ejemplo, el embarazo y las mujeres.

Otros factores que podrían afectar a la proliferación de las flatulencias

El tabaco

 

El tabaco no solamente en una gran cantidad de efectos perjudiciales para nuestra salud, sino que también introduce aire de forma habitual en nuestro organismo. Si dejamos de fumar, también reduciremos la posibilidad de que se acumulen gases en nuestro organismo.

 

Relajación

 

evitar-gases-intestinalesHay otros dos factores que afectan drásticamente a las flatulencias: la ansiedad y el estrés. Y es que muy probablemente nos tengamos que enfrentar estos problemas de manera habitual, debido al angustioso estilo de vida que llevamos.

 

Por esta razón, dicen algunos ejercicios como el inicio, la meditación, o simplemente relajarnos durante algunos momentos durante nuestros días. Todo ello será perfecto a la hora de acabar con la ansiedad y con el estrés.

 

Ve a ver al médico

 

Si quieres empezar a cuidar tu dieta, o a tomar algún tipo de suplemento dietético, entonces deberías de acudir a tu médico.

Tienes que saber que la presencia de gases pues es de notar que existe un problema más grave que podría pasarte factura (por ejemplo, una enfermedad de carácter celíaca, con el síndrome del intestino irritable).

Por esta razón por lo que, sin problemas de gases no remite, deberíamos de ponernos en contacto con el profesional de inmediato.

 

Consejos y advertencias sobre cómo evitar los casos

 

disimular-los-gases

Dormir: Por mucho sueño que tengas, no deberías de dormir después de las comidas. Lo único que conseguirás es que los gases se acumulen y sean bastante más complicados de eliminar.

 

¿Comer verduras?: Lo cierto es que las frutas frescas y las verduras son los principales causantes de los gases es nuestro organismo. Ahora bien, estamos hablando de algo que remitirá con el paso de los tiempos por lo que en ningún caso deberíamos de eliminar estos alimentos en nuestra dieta, ya que son completamente necesarios. Independientemente de la dieta que sigamos, siempre se recomendara la inclusión de, como mínimo, una pieza de fruta diaria y una relación adecuada de aperturas.

 

Cuidado con los dolores: No todo el mundo lo sabe, pero aquellos dolores que en un primer momento podemos llegar a pensar que son gases, puede llegar a confundirse con un “ataque al corazón”. De esta manera, si experimentamos un dolor muy intenso en la zona del pecho/abdomen, deberíamos ir de inmediato a urgencias.

 

Síntomas anormales: Si la presencia de gases viene acompañada de molestias abdominales, estreñimiento, fiebre, desvanecimientos, vómitos, sangre y los desechos, o cambios de la rutina de las deposiciones, de hemos de acudir al médico.

 

Cuidado con los medicamentos: No deberías de automedicarte, antes de tomar cualquier fármaco, es crucial que te pongas en contacto con su médico. Además, siempre deberías leer la etiqueta y tomar la dosis correcta porque, de lo contrario, podría pasarte factura.

 

Efectos secundarios: Recuerda que cualquier tipo de fármaco, por bueno que puede llegar a ser, tendrá asociadas una serie de consecuencias o efectos secundarios que, aunque no se darán en todos los casos, sí que tienen una mínima posibilidad de que se produzcan. Por ello, deberán de ser evaluados antes de la ingesta.

 

¿Cómo controlar los gases estomacales?

 

como-aliviar-los-gases

Si la guía anterior de cómo evitar los gases ha fallado, entonces habrá que pasar al plan B: la evacuación. Y es que, según los expertos, la acumulación de gases puede llegar a ser bastante nocivo para nuestra salud.

Lo peor de todo es que los gases pueden llegar a visitarte en cualquier momento: tanto como si te encuentras en un ascensor, en clase, en la oficina, en el tranvía.

 

En un mundo perfecto podríamos soltarlos clases en cualquier parte sin temor a las consecuencias… Sin embargo, en la vida real es imposible hacerlo y mantener la dignidad.

¿Qué podemos hacer entonces? Nosotros hemos preparado un listado de estrategias que te puede ayudar con tu pequeño.

 

Algunas estrategias para contener los gases

 

Truco de nalgas

 

Para qué los gases se pueden liberar de tu organismo, necesitarán de espacio para poder hacerlo. Un truco para evitar que los gases se liberen en el peor momento posible consiste en apretar las nalgas.

Es cierto que esto puede llegar a ser un poco doloroso pero ya sabemos que hay veces en donde no tenemos más remedio.

Sin embargo, este método requiere de control porque, si no relajamos, probablemente será liberado al cosmos.

Es importante que sepas que este método no es definitivo y que la tolerancia podría volver una forma mucho más destructiva.

 

Cambio de posición

 

Otro truco que también funciona es cambiar nuestra posición poco a poco, sin movimientos bruscos. De esta manera, es posible que los gases se pueden llegar a desplazar a otras partes diferentes nuestro cuerpo. Sin embargo, conviene no hacer movimientos extremos porque, de lo contrario, el gas podría llegar a escapar sin que tengamos control sobre él.

Si estamos sentados, deberíamos de evitar movernos, si estamos de pie, deberíamos intentar buscar un sitio en el que sentarnos.

Simplemente aguantar el tirón y el gas desaparecerá.

 

Evitando los gases en una silla

 

Si estamos sentados en una silla, entonces podemos utilizar una estrategia que se considera bastante efectiva: lo único que tenemos que hacer es colocar las dos manos en el apoyabrazos y colocar todo nuestro peso en los dedos de nuestros pies. Entonces nos enfrentaremos suavemente hacia el horizonte haciendo que nuestro trasero se levante de forma leve.

Esta estrategia ayudará a que el gas se reparta a lo largo del organismo, ya que la urgencia desaparezca.

 

Túmbate para contener el gas

 

Esta estrategia debe de ser utilizada únicamente como último recurso ya que, por lo general, en la vida real no podrás tumbarte en ninguna parte. Vamos a suponer que, por ejemplo, estamos viendo una película con nuestros amigos y nos viene pongas.

En este caso, lo que podemos hacer es tumbarnos sobre nuestro sillón intentando encontrar una postura diferente. Será una buena manera de acabar con la urgencia y, además, adoptar una postura completamente natural.

 

Quédate quieto/a

 

Si estamos andando, existirá una posibilidad mayor de que se suelten los gases. Por ello, deberíamos interpretar mejorar nuestra postura y de colocar nuestra cabeza lo más alto posible. De esta manera, tu cuerpo quedará más extendido y el gas tendrá mucho más espacio para extenderse sin necesidad de que se libere.

Si estás haciendo deporte, puedes aprovechar para parar como excusa de que necesita recobrar aliento. De lo contrario, probablemente lo puedas controlar.

 

Juego de nalgas

 

Este truco no siempre funciona, pero podemos probar a ver que pasa. Si estamos sentados y viene un gas, lo que podemos hacer es mover nuestras nalgas de forma delicada. Si tenemos suerte, la urgencia desaparecerá. Si no, también supone una manera para poder soltar el gas de una forma poco ruidosa.

 

El problema de este “juego de nalgas” es que, si alguien te pilla haciéndolo, sabrá exactamente cuál es tu objetivo. Por esta razón, deberías intentar encontrar la excusa perfecta: puedes inclinarte haciendo ver que vas a atarte tus cordones, porque has visto algo interesante primero la izquierda, y luego a la derecha…

 

Cuidado con contener los gases

 

Ten presente un dato importante sobre los gases: cuanto más los contengas, más fuertes pueden sonar luego si se liberan. Por ello, aunque contenerlos puede ser una estrategia interesante a corto plazo, debes de saber que los casos no suelen desaparecer, y que estaban esperando para poder liberarse en el peor momento.

 

Es por ello por lo que deberías plantearte la situación: si te encuentras en un caso en el que los puedes liberar sin llamar la atención, quizá sería una buena práctica a seguir.

 

¿Contener los gases es bueno para la salud?

 

como-contener-los-gases

 

Esta es la pregunta del millón de euros. La verdad es que no se sabe si contener un gas puede ser bueno o malo para nuestra salud. Por lo general, los expertos coinciden en que si se contiene podría llegar a provocar calambres o hinchazón abdominal en los pacientes.

 

Lo mejor que podemos hacer es intentar encontrar un equilibrio entre la expulsión de gases y la acumulación de los mismos, para evitar que nos pueden llegar a pasar factura en nuestra salud.

¿Cómo expulsar los gases rápidamente sin que nadie se entere?

 

Si nos hemos dado cuenta de que ya no tenemos salida, debemos estudiar la estrategia que vamos a seguir para expulsar el gas:

 

Suéltalo poco a poco

 

Si nos encontramos en público y no tenemos ningún lugar en el que evadirnos para “liberar al craken”, entonces la mejor estrategia que podemos hacer es ir soltándolo poco a poco. Tan sólo tienes que relajar tus nalgas, hacer unos ligeros movimientos y conseguir que el gas se vaya escapando de forma ligera de nuestro organismo.

 

Es importante que el procedimiento se haga con lentitud y con mucho cuidado: si se escapa todo el aire de golpe, las posibilidades de hacer ruido y de alertar a nuestro entorno serán mayores.

 

Enmascara el ruido del gas

 

Quizá en un será la mejor solución, pero muchas veces no tenemos otra opción ya que el gas parece no querer esperar. Por ello, debemos de intentar encontrar una distracción para que el ruido del mismo pase desapercibido.

Una buena opción consiste en referirnos a carcajadas, con esto ser lo más alto posible. Algunas personas activan la radio, ponen la alarma de su teléfono móvil, o realizan cualquier otro tipo de acción similar.

Deberíamos de contemplar todas estas opciones como “de urgencia” no como nuestra primera alternativa.

 

Busca un lugar tranquilo

 

Otra solución consiste en buscar un lugar tranquilo. La idea sería intentar encontrar una excusa durante un par de minutos y liberarlo en cualquier lugar en donde no haya nadie.

El pretexto más habitual es el de ir al baño: sin embargo, si estamos en un lugar en donde no hay aseos, siempre podemos hacer que hemos recibido una llamada de teléfono, que necesitas algo de espacio (aunque esta opción puede ser bastante delatadora), que queremos lavarnos nuestras manos, que necesitas un poco de aire fresco (aunque paradójicamente sea lo contrario)…

A continuación, te dejamos un vídeo profesional en el que un experto nos indica como eliminar los gases:

¿Cómo minimizar el impacto de las flautulencias?

 

Haz ejercicio de forma continuada

 

Muchas personas tienden a soltar más protuberancias porque siguen una vida excesivamente sedentaria. Los expertos recomiendan que nos ejercitemos durante, por lo menos, 30 minutos de manera diaria, y que nos movamos lo máximo que podamos a lo largo de nuestros días.

De esta manera, los trucos posible estar en la mejor forma y las posibilidades que soltar gases serán mínimas.

El cuerpo tiene el objetivo de acabar con el exceso de aire en nuestro organismo.

 

Cuidado con los caramelos

 

Al igual que los chicles que ya comentábamos anteriormente, los caramelos también pueden incentivar la entrada de aire a nuestro organismo, que darán lugar a los temidos gases. Por ello, no deberías de comer caramelos en público, o antes de salir a la calle.

 

Los gases son naturales

 

Es importante que sepas que los gases son algo completamente natural y que todo el mundo lo suelta, independientemente de que lo digan o no. Se trata de una función corporal natural que se asocia con las personas saludables, y que es sinónimo de que nuestro sistema digestivo está funcionando de la forma correcta. Una persona es capaz de soltar entre 14-21 cases cada día, y no siempre se dará cuenta de ello.

No dejes de pensar que ayer, en el organismo por soltar gases de vez en cuando, pero sí que debería prestar atención si esto se convierte en una rutina.

 

Algunos consejos para ganar la carrera a las flatulencias

 

Si no contienes estos gases, al final te van a terminar conociendo por apestar. Y es que aunque te vayas a una zona apartada, dependiendo de la magnitud del gas, podría llegar a apestar tu ropa y todo tú ser en general.

 

Los gases no van a desaparecer por mucho que los contengas, sino que sigan haciendo mucho más grandes y serán más complicados de contener. Es por ello por lo que, a la larga, se puede llegar a producir un gas mucho más apestoso y ruidoso.

 

-Uno de los problemas de intentar contener los gases durante demasiado tiempo es que afectarán al intestino y, en casos extremos, esto puede acabar llevándonos al hospital.

 

-Cuando estemos ejecutando la técnica para liberar de forma lenta los gases, es importante que te asegures de que estemos hablando de burbujas de gas, y de no la otra opción porque, de lo contrario, el resultado podría ser catastrófico.

 

Gracias a este extenso artículo, ya sabes cómo evitar los gases malolientes, como controlarlos, y como eliminarlos en el caso de que ya no haya ninguna otra salida.

 

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*