La digitalización empresarial requiere de creatividad y flexibilidad

En este mundo en el que el peso de Internet es cada vez más importante, tanto para personas individuales como para las propias empresas, son estas últimas las que deben enfocar una parte de sus recursos en buscar un objetivo y la forma que la digitalización puede ayudarle a conseguirlo.

Tras la celebración de unas jornadas promovidas por el Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad de Madrid, en las que se ponía de manifiesto la falta de puesta a punto de las empresas para la era digital, y también para promover cursos para poner remedio a tal efecto y comenzar con una transformación digital en el seno de las empresas españolas. También se pusieron de manifiesto muchos casos de éxito en este sentido con lo que se fomenta el ejemplo para los demás llegar a una meta que requiere de creatividad y mucha flexibilidad.

Hay que adaptarse al cambio producido en los clientes

La velocidad en el cambio que se ha producido en los clientes en los últimos años, concretamente con la llegada de la era smartphone, ha sido mayor que el cambio producido en los últimos 50 años, de ahí, que la empresa no haya sido capaz de adaptarse tan rápidamente, pero lo va consiguiendo paulatinamente. Sin duda, la era digital que se vive con el auge de smartphones y tablets, supone toda una oportunidad para conseguir llegar a potenciales clientes que se pasan gran parte del tiempo libre de su día con una plataforma abierta en la que se puede introducir publicidad, sin duda, hay que aprovecharlo.

Uno de los ponentes hizo especial hincapié en que a pesar de todo lo digital, también la parte humana hay que tenerla muy en cuenta, y destacó sobre todo los cuatro pilares a tener en cuenta para que el factor humano sea capaz de destacar: Información, Creatividad, Flexibilidad y Tecnología.
Además, se extrajo como conclusión, que las empresas han de ver la adaptación al nuevo estilo de venta digital más como un proceso de aprendizaje continuo, no se puede pasar de la nada a todo en una semana, hay que llevar a cabo una buena planificación de lo que se pretende conseguir, estudiar los medios con los que se puede lograr y después conocer muy bien los puntos fuertes y débiles que tiene la empresa para que puedan ser trasladadas al mundo digital.

La adaptación es tan necesaria para la empresa como para el cliente.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*