¿Por qué nos gusta tanto la cerveza?

Muchas de las bebidas que nos parecen amargas en un primer momento, incluso hasta desagradable, nos terminan gustando. Esto nos ocurre tanto con el café, con el Whisky y, sobre todo, con la cerveza.

Existen muchas variedades y tipos de cerveza que variarán dependiendo de sus ingredientes, del proceso de fabricación, así como de su origen. Gracias a tiendas online como delivery de bebidas Appbar podemos conseguirlas sin salir de casa.

¿Te has preguntado por qué te gusta tanto la cerveza? ¿Qué es lo que tiene para que la consideremos tan especial? Vamos a intentar contestar a esta pregunta en las siguientes líneas.

Motivos por los que nos gusta la cerveza

Es saludable

Siempre y cuando se consuma con moderación, lo cierto es que el consumo de cerveza es saludable para el organismo.

El cuerpo es sabio y rechaza todo aquello que no nos conviene; si algo nos sienta mal, la mente lo recuerda y muy difícilmente lo querremos tomar después. La cerveza podría llegar a ser digestiva, hasta muchos platos se elaboran con esta bebida alcohólica.

No te cansas de ella

Es inexplicable, pero lo cierto es que hay ciertas comidas y bebidas que podríamos estar consumiendo a diario y jamás nos cansaríamos de ellas, y la cerveza es una de ellas.

Por ejemplo, si bebieses limonada día sí y día también, tarde o temprano te produciría sensación de asco, y esa bebida que siempre te ha gustado, dejaría de hacerlo. Curiosamente, esto no ocurre con la cerveza. Por mucho que la consumamos, siempre estaremos deseosos de toma una birra fresquita.

Asociación con momentos de ocio

Otra de las razones por las que nos gusta tanto la cerveza es porque asociamos su consumo a momentos de ocio, a momentos felices. Es tomarse una cerveza y desconectar del día a día, nos desinhibe y nos ayuda a sociabilizar de nuevo.

Calma nuestra sed

Una cerveza muy fría ayuda a calmar nuestra sed y a refrescar nuestro organismo en el momento en el que las temperaturas del exterior son muy elevadas.

Se consume más cerveza cuando llega el verano, y ese momento del año también está asociado con recuerdos positivos: por ejemplo, con ir a la playa. Esto refuerza todavía más la idea de que tomar cerveza se asocia directamente con la felicidad.

Factor cultural

Según nuestra cultura, consumir cerveza está muy bien visto. Es un hábito que adquirimos desde nuestros progenitores y círculo de amigos.

Aunque si bien es cierto que la primera vez que probamos una cerveza no nos gustó, el simple hecho de hacerlo hizo que nos sintiéramos integrados en ese grupo. La segunda vez ya no te parecía tan amarga, incluso hasta te empezó a gustar. Su frescor precisamente contribuye a ocultar ese sabor amargo que tiene.

Estas son algunas de las razones que explican porque nos gusta tanto tomar cerveza. Es una de las bebidas favoritas por parte de los españoles, y existen tantas variaciones que seguro que alguna te gusta.

Random Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*