¿Porque contratar a un buen abogado?

Seguro que en más de una ocasión nos hemos aficionado a esas clásicas series de abogados donde se tienen que enfrentar hasta a la situación más complicada para poder defender a sus clientes. Esto puede ser un entretenimiento muy divertido pero, a la hora de la verdad, querremos contratar a un abogado que realmente entienda de lo que se va a tratar.

La principal diferencia entre un buen servicio de abogados  y otro que no lo es se basa en la implicación; en el primero se volcaran realmente por los intereses de sus clientes haciendo todo lo posible por conseguir la victoria.

Mallet, legal code and scales of justice. Law concept, studio shots

A continuación te vamos a dar cuatro razones que deberías tener en cuenta a la hora de contratar a un abogado.

¿En qué te tienes que basar para contratar a un buen abogado?

 Entendimiento

 

Seguramente nosotros no tengamos mucha idea sobre leyes y normas; podemos tener una ligera idea pero no nos conocemos todos los recovecos que se esconden entre ellas. El papel de un abogado es el de examinar cada caso con atención para encontrar la mejor manera de defender a su cliente.

Las leyes están sujetas a interpretación y un buen abogado será capaz de encontrar aquella que más puede convenir al caso en cuestión.

 

 Obligatoriedad

 

Además, la ley nos obliga a contratar un abogado en algunos casos: por ejemplo, si tenemos que compadecer ante un magistrado o un juez, casi con toda probabilidad que se nos obligará a tener uno.

Es decir: por mucho que tú creas que el juicio es sencillo o sabes cómo puedes defenderte… a nivel legal no te dejarán acudir si no tienes a un abogado para él. La idea no es estrictamente que resuelva el caso, si no que también pueda cumplir con la función legal de realizar trámites, cumplir con requisitos legales, presentar documentos…

 

Prevención

 

Como ya hemos comentado antes, es posible que nos tengamos que meter en unos casos que no entendamos muy bien: puede ser desde una simple firma de una hipoteca hasta un proceso mucho más complicado.

En estos casos encontramos tanta letra pequeña y condiciones establecidas que, si no contamos con un buen abogado, probablemente acabaremos firmando algo que no nos conviene.

Es por ello por lo que conviene tener siempre contratado a un buen abogado que se pueda dar cuenta de todos esos detalles. De esta manera estaremos seguros de que nadie nos va a engañar.

 

 ¿Alternativa? Asistencia gratuita

 

Algunas personas no pueden costearse un abogado y por eso acuden a gabinetes de asesoría gratuita para que puedan ayudarles con su problema. Sin embargo, estas consultas no siempre funcionan tal y como habían pensados.

También tienes que saber que estas consultorías jurídicas no son exactamente centros que estén especializados, por lo que siempre podremos contar con un buen abogado, o especializado en cualquier otro tipo de ámbito, para solucionarnos ese problema que podamos llegar a tener.

 

Random Posts