¿Por qué ir a la playa?

Los científicos dicen que en los meses de verano es cuando estamos más felices, sonreímos más, nos gusta relacionarnos con más personas, nos encontramos mucho más alegres, divertidos y queremos hacer todo tipo de actividades. Puede ser porque los rayos del sol actúen en nosotros dándonos felicidad sin parar o por cualquier otra razón… el caso es que es un periodo del año que gusta a cualquier persona.

Nosotros hemos preparado toda una serie de motivos que te van a incitar a ir a la playa en verano. Léelos y verás como si antes no te gustaba, ahora te gustará.

porque-ir-a-la-playa

Principales motivos para ir a la playa

Momentos de relax

El problema del invierno es que estamos sometidos a una agobiante rutina diaria: siempre es lo mismo y normalmente no tenemos forma para poder desconectar. Cuando llega el verano normalmente tenemos algunos días libres por lo que ir a la playa puede ser una buena idea para alejarnos de todo ese estrés.

El hecho de darnos un baño, disfrutar del ambiente y tomar el sol es capaz de recargarnos las pilas para que podamos encajar el año de otra manera.

Una buena manera de alegrar la vista

La playa es un buen lugar donde ver todo tipo de cuerpos que nos pueden llegar a dejar sin sentido; ahora bien, no te olvides de las gafas de sol si no quieres que nada ni nadie te pueda llegar a estropear las vistas.

Además, si todavía quieres alegrarlas más siempre te puedes ir a una playa nudista y ver lo que hay en ese momento en ella.

Con esto no te estamos diciendo que te conviertas en un voyeur; solo que es un aliciente estupendo para pasarlo genial.

El agua de la playa

Los científicos aseguran que en el momento en el que nos metemos en el agua salada empezamos a sentir una completa purificación de nuestro organismo: y es que el agua salada tiene propiedades curativas capaces de sanar pequeñas heridas en nuestro cuerpo.

Además, también es capaz de actuar contra los problemas dermatológicos (como, por ejemplo, erupciones de acné), tiene beneficios para el sistema respiratorio, muscular así como otras propiedades del cuerpo humano.

Así que ya sabes, olvida todo aquello que dicen de que el agua salada es mala para la salud porque no es cierto en ningún caso.

Diversión y más diversión

La playa nos ofrece toda una serie de actividades para disfrutar sin parar: por un lado tenemos todo lo que se puede hacer dentro del agua pero también podemos jugar con la arena, con las palas, hacer un partido de volleiball, dar un paseo, hacer submarinismo, surf, vela… el que se aburre es porque quiere porque no tiene ninguna excusa que dar para no pasarlo bien.

Ahora que ya conoces todas las ventajas de la playa (o, por lo menos, las recuerda con mayor facilidad) seguro que no tardas en ir nuevamente.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*