¿Cómo quitar los pañales a un bebé?

Quitar el pañal a un bebé puede ser un proceso bastante traumático (tanto para los niños como para los padres) en el caso de que no se siga el procedimiento adecuado.


En el momento en el que se acerca el buen tiempo (normalmente en el verano antes de empezar la guardería) se suele hacer aunque hay padres que se atreven a hacerlo mucho antes.

A continuación te vamos a dar algunos trucos que te van a venir estupendamente para facilitar el paso del bebé al orinal.

como-quitar-los-panales-a-un-bebe

Tips para quitar los pañales al bebé

-Lo primero que tienes que hacer es comprarle un orinal que sea atractivo y que tenga una forma original. Solo de esta forma conseguirás que realmente pueda sentirse atraído por él.

Si elegimos un modelo antiestético probablemente no despertará en el niño ningún interés y será algo que muy difícilmente quiera llegar a utilizar.

-Pone ropa práctica con faldas y vestidos en el caso de que sea una niña así como con pantalones de goma elástica en el caso de que sea un niño.

De esta forma el pequeño aprenderá por si mismo como puede bajarse los pantalones para hacer él mismo sus necesidades sin ayuda.

-Es importante que el niño te vea en todo momento para poder darle ejemplo. Es decir, que no te encierres cuando vayas al baño: que dejes que el también entre contigo para que pueda llegar a desentrañar todos los misterios que tiene ese cuarto. De esta forma tenderá a imitarte y será mucho más sencillo que adquiera hábitos higiénicos que sean realmente efectivos.

-En el caso en el que no quiera estar sentado en el orinal no lo obligues. Lo ideal es que se lo vayas recordando y que esperes a que el propio niño tome la iniciativa.

Además, si al principio no hace nada tampoco tenemos que hacer que permanezca mucho tiempo en el orinal:

la idea es consiste en dejarlo únicamente algunos minutos e ir insistiendo durante cada cuarto de hora o así para no llevarnos ninguna sorpresa desagradable.

Contrólalo en todo momento y hazle compañía: en el momento en el que haga sus necesidades en el orinal dile que lo ha hecho muy bien.

La idea consiste en elogiarle para sepa que se trata de un hábito que tiene que repetir de cara al futuro.

Es normal que en las primeras semanas sea incapaz de controlarse: además, en el momento en el que haga sus necesidades en el orinal no nos garantiza que las vaya a hacer siempre. Puede darse el caso de que en un momento determinado se lo haga encima de forma involuntaria. No deberíamos de enfadarnos con él ni gritarle porque lo único que conseguiremos es retrasar su proceso de aprendizaje.

El propio niño aprenderá a hacer sus necesidades. Si está mojado se sentirá incómodo y las siguientes veces hará todo lo necesario para evitar que vuelva a pasar, por lo que nos avisará con tiempo.
Si sigues estos consejos no tardarán en dejar el orinal.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*