Cómo saber si un huevo está malo

¿Cómo saber cuándo un huevo está podrido?

Este temor es muy habitual, sobre todo en el caso de que hayamos estado trabajando durante muchas horas en una receta que ha quedado arruinada por el amargo sabor de un huevo cocido.

Puede que el problema fuera nuestro por no haber analizado la fecha de caducidad, o bien porque directamente el huevo se ha estropeado, a pesar de que todavía está adentro de la fecha límite.

¿Cómo saber si un huevo está malo o bueno?

Afortunadamente, existen muchas maneras de determinar cómo saber su juego es tan malo o no, los siguientes puntos vamos a ver algunos de los más efectivos.

El truco del tazón

como-se-si-un-bueno-esta-podrido-o-no

Este es considerado como uno de los “remedios de la abuela” que se han usado desde el principio de los tiempos.

Lo que tenemos que hacer es introducir el huevo en un vaso grande que hayamos llenado con agua fría. Éste método se basa en que en el interior de los huevos existe una pequeña cantidad de aire que puede atravesar la carcasa. Cuanto más aire entra en los huevos, más fácil será que floten.

Si al sumergir los huevos en el agua notamos que éstos se mueven hacia el fondo de forma horizontal, quiere decir que estén frescos.

Sin embargo, si se sumergen, pero se colocan de manera vertical, esto es indicativo de que se están haciendo viejos, pero todavía podemos consumirlos sin problemas.

El problema de verdad viene cuando el huevo está flotando. Esto indica que el huevo no es fresco, aunque no necesariamente que esté podrido o no se pueda consumir. Sin embargo, ya tienes un primer síntoma de alerta que tendrás confirmar en el momento en que los rompas, buscando cualquier tipo de anomalía.

“Escuchar” un huevo para ver si está podrido

Otra técnica que también funciona muy bien se nutre de nuestro sentido del oído.
Lo que tenemos que hacer es colocar el huevo cerca de nuestro oído y agitarlo varias veces. El objetivo es escuchar un pequeño sonido líquido en su interior.

A medida que va pasando el tiempo, la clara y la yema se empiezan a secar y se harán mucho más pequeñas, por lo que el aire del interior empezará a ocupar la máxima cantidad de espacio posible.

Con una bolsa de aire es mucho más grande, se crea un sonido quiso mucho mayor.
Podemos basarnos en este sonido para determinar la frescura del huevo: si hace mucho ruido al sacudirlo, nos indica que el huevo no es fresco, aunque podría ser perfecto para consumir. Si no hace mucho ruido, entonces está en buenas condiciones.

Romper el huevo

Una vez que hayamos hecho el trabajo de investigación anterior, lo único que nos queda es romper el huevo. Te recomendamos que los ángeles en un recipiente bastante grande con el objetivo de poder comprobar la calidad en la clara y la yema. A medida que un cuerpo envejece, estos dos componentes se mantendrán menos unidos. Por ello, le guste observar si el huevo se extiende a lo largo plazo, o bien si se queda en una única zona.

Un huevo que se va extendiendo a lo largo del tracto significara que no está fresco.
-Si la yema que hemos obtenido se rompe con relativa facilidad, es indicativo de que el huevo es viejo.

-Si la yema tiene una gran movilidad y se desplaza fácilmente a lo largo del plato, significa que está débil y que el huevo se está haciendo viejo.

-El color del huevo también es un indicativo que nos puede ayudar a saber más de su frescura. Si la clara tiene un color nublado, es indicativo de que el huevo es fresco. Sin embargo, si la clara está más despejada, significará que el huevo es mucho más viejo, pero que aún se puede comer.

¿Cómo saber si un huevo está podrido?

como-saber-si-un-huevo-esta-podrido

Por el olor

El olor es el mejor recurso que podemos utilizar para saberlo de inmediato. En el momento en el que rompas el huevo, tendrá un olor intenso y repulsivo que nosotras desde el primer momento.
Todo lugar que nada impregnado de sulfuro y tendrás claro que tendrás que deshacerte de él.

El huevo podrido tendrá siempre este olor, independientemente si está crudo, o si no nos hemos dado cuenta y lo hemos conocido.

Analizando un huevo crudo por el color

Cogemos el huevo y lo romperemos en un plato pequeño para poder analizar el color. Lo cierto es que el color de la yema puede variar dependiendo de la dieta que haya llevado la gallina que los puso en su día, por eso, pueden presentarse ciertos matices que realmente no están relacionados con el frescor.

Lo primero que vamos a analizar es el color de la clara de huevo: si presenta un color parcialmente verde o rosa, es sinónimo de esta contaminado por bacterias y no se debe consumir. Si tiene pequeñas manchas negras/verdes, nos indica que tiene hongos, y tampoco se debe consumir.

Es importante saber que se nos encontramos con huevo que haya sido cocido y que tenga un anillo verde alrededor de la yema, esto significará que se ha hervido en un tipo de agua con una alta cantidad de hierro, por lo que se puede comer sin riesgos.

Lo más intrigante de todo es cuando existe algo de sangre, incluso de carne, en el huevo. Esto se ha producido cuando se ha formado el huevo, probablemente en relación con la rotura de los vasos sanguíneos. Lo más increíble de todo es que este huevo se puede consumir sin problema.

¿Cómo saber si un cuerpo está malo o no analizando las fechas y las horas?

A la hora de comercializar un huevo, se obliga a que en los mismos aparezca la fecha límite de caducidad. Esto es algo que vamos a analizar a continuación.

Comprobando la fecha límite en cada huevo

Ver la fecha de caducidad es bastante sencillo ya que aparecerá en alguna parte del cuerpo. Para calcular esta fecha se entiende que no ha pasado más de 30 días desde que los huevos serían empaquetados.

Aquellos que han sido refrigerados deben de estar frescos, por lo menos, un mes después de desde que se haya establecido esta fecha de caducidad.

Es por ello por lo que la fecha límite de venta se establece con el formato día / mes (por ejemplo, 17/04; esto nos indica que han sido empaquetados en el día 17/03).

Es importante diferenciar entre “fecha límite de consumo” y huevo en mal estado. Una vez que haya pasado esta fecha, hay más posibilidades de que el huevo esté en mal estado, pero no siempre es así, sino que es más bien una recomendación.

Comprobando la fecha límite en cada paquete

Cada huevo de detener su particular fecha de consumo, pero esta también tiene que estar incluida en el paquete y, por lo general, debe coincidir con todos los huevos del interior.
La fecha de consumo debería estar dentro de los siguientes 45 días a la fecha en el que los huevos han sido empaquetados.

 Es importante que utilices esos huevos después estas dos semanas desde que ha pasado la fecha de consumo preferente.

Recuerda: “Consumo preferente” no significa que el huevo esté producido ni mucho menos, sino que han excedido en su pico de frescura y ya no tienen ni el mismo sabor, ni la misma textura, ni sus diferentes propiedades que lo caracterizaban. No obstante, no significa que no se puedan comer.




Códigos identificativos para clasificar los huevos

Lo cierto es que en algunos lugares no se obliga por ley a establecer una fecha de consumo, o una fecha límite de venta. Sin embargo, sí que tienen que tener algún tipo de referencia que pueda indicarnos la calidad del huevo en cuestión.

Por lo general, como ya hemos comentado anteriormente, el sistema identificativo consiste en utilizar el día y el mes. Pero también se suele utilizar un código de tres dígitos para poder evitarse usar el mes: por ejemplo, un huevo que se haya empaquetado el 2 de febrero se indicara con el siguiente código 031, mientras que un huevo que se haya empaquetado el último día del año se indicará como 365 días.

como-puedo-saber-si-un-huevo-esta-podrido

En la Unión Europea es crucial, regulado por ley, que los huevos estén marcados con el día y con el mes, incluso aunque estos se vendan sueltos o en cajas de cartón. El consumidor tiene que saber en todo momento la calidad del juego que está comprando.

Cuidado con los huevos que se quedan fuera de la nevera

Un huevo que ha salido de la nevera tan sólo podrá permanecer a temperatura ambiente durante un máximo de dos horas. De lo contrario, se creará un ambiente mucho más cálido en donde las bacterias tendrán mayor facilidad para proliferar.

Como ya hemos comentado, la cáscara del huevo es porosa y esto ayuda a que las arterias pueden entrar con relativa facilidad.

Tenemos que recordar que en el interior de la nevera se puede llegar a producir diferentes cambios de temperatura, por lo que, en contra de lo que hacen algunas personas, los huevos deberían de almacenarse siempre lo más profundamente posible en el refrigerador, y no en la puerta. De esta manera, evitaremos que siempre que abramos/cerramos la nevera, la temperatura les puede llegar a afectar.
Ahora bien, no será necesario conservarlos en el congelador en el caso de que los hayamos comprado a temperatura ambiente. Además, asegúrate de que no hayan sido lavados: de origen tienen una especie de barrera protectora conocida como cutícula que precisamente es capaz de poder mantener estas bacterias en el exterior.

Averigua las normas específicas de tu país

En el caso de que tengas una granja, o una oficina propia, seguramente te estarás preguntando cuánto van a tardar los huevos en pudrirse. Puedes saberlo, deberías de analizar las normas de tu país, porque dependerá de la humedad y la temperatura en general.

Por lo general, los huevos deberían de mantenerse frescos durante un par de meses aproximadamente. Ahora bien, si crees que lo sostenido más de ese tiempo, utilizar la guía anterior para poder determinar si están o no podridos.

Ten cuidado con…

Algunas personas, como las mayores o las más jóvenes, son deben de consumir aquellos huevos de los que estemos convencidos que están 100% frescos. Esto es debido a que su sistema inmunológico y digestivo no está tan desarrollado como en el resto de personas. Por esta razón, deberíamos tomar otra serie de preocupaciones y únicamente darles huevos para evitar problemas.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*