¿Qué es y para qué sirve la Ley de Segunda Oportunidad?

Si estás viviendo una situación complicada, si te están agobiando las deudas y no ves la luz por ninguna parte, quizá la Ley de Segunda Oportunidad pueda ser el recurso que necesitas 

La Ley de Segunda Oportunidad nace como una respuesta aprobada con el gobierno que, bajo ciertas circunstancias, da la posibilidad al usuario de que pueda cancelar un préstamo, hipoteca, o cualquier otro tipo de deuda que haya contraído con una entidad bancaria, entidad de crédito o terceros.

Esta ley es aplicable tanto para un particular, familia o empresa que sea capaz de acreditar que no puede afrontar las deudas que ha contraído; eso si, habiendo llegado primeramente a un acuerdo de pago voluntario con el acreedor y siempre sin haber actuado de mala fé.

Es por ello, por lo que la Ley de Segunda Oportunidad supone una bocanada de aire fresco para que una persona pueda empezar de cero, siendo una oportunidad que pueden aprovechar las víctimas de la crisis económica en la que todavía seguimos atascados.

¿Cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad?

Si te interesa esta ley, vamos a ver algunas de sus peculiaridades

ley-de-la-setgunda-oportunidad

¿Quién se puede beneficiar de ella?

  • Personas naturales y autónomas que se encuentren en una situación económica a la que no puedan hacer frente, con la deuda reconocida, tanto como si es actual, como si es inminente.
  • Personas jurídicas que en ese momento estén en una determinada situación de insolvencia. Sin embargo, debe de tener los activos necesarios para poder satisfacer los gastos derivados del acuerdo al que se llegue (este requisito no se pide en el caso anterior).

¿Qué requisitos hay que cumplir?

Existen tres requisitos:

  • Las deudas que se hayan acumulado no podrán superar el valor de los 5 millones de 10
  • En los últimos 10 años previos a la contracción de la deuda, la persona deudora no tiene que haber sido condenada por un delito contra el patrimonio, ni por falsedad documentar, ni por ningún otro delito en contra de la SS o contra Hacienda.
  • Además, también se debe de establecer el requisito de que en los últimos 5 años no se debe de haber alcanzado ningún acuerdo con el pago con los diferentes acreedores

 

¿Cómo solicitarlo?

El deudor que quiera que se le aplique la Ley de Segunda Oportunidad necesitará contar con un mediador que se encargue de rellenar un formulario; en este figurarán los activos líquidos que tiene, los derechos y los bienes de los que es titular, así como los ingresos que recibe.

También tendrá que presentar una lista de acreedores en dónde se establecerá la deuda que se mantiene con ellos.

La solicitud se debe de presentar ante notario, si este detectase cualquier error, tendremos 5 días para corregirlos.

El efecto inmediato de la aplicación de la ley es que el deudor no podrá ser declarado en concurso y, además, no se podrán ejecutar procedimientos judiciales o extrajudiciales en un periodo de entre 2-3 meses.

En Navarro abogados pueden asesorarnos sobre esta ley, además de iniciar el recurso.

Una nueva oportunidad que está cambiando la vida a muchas personas.

A continuación vamos a ver un vídeo en dónde se habla de esta ley:

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*