¿Porque hay tantas infidelidades en verano?

¿Sabías que 1/3 de las personas han sido infieles por lo menos una vez en su relación? Es cuando menos curioso que en verano es cuando más infieles solemos ser. En relación al sexo, los hombres suelen ser más infieles que las mujeres o por lo menos ellos lo reconocen.

Hay muchas razones que explican la infidelidad, pero la rutina es la que se lleva todas las papeletas. Es importante hacer cosas nuevas para ir revitalizando la relación de pareja: nuevos planes, viajes, hacer amigos juntos, o añadir nuevas prácticas eróticas (cómo los juguetes eróticos de picansex) pueden evitar que ocurra.

¿Pero por qué son más comunes en verano? ¿Qué tienen las altas temperaturas que hacen que tengamos este comportamiento?

Lo primero que tenemos que hacer es identificar los 2 tipos de infidelidades que existen:

  • Puntuales y esporádicas: Esta infidelidad está basada únicamente en el sexo. Digamos que es un desliz que ocurre y en el que ninguna de las 2 personas implicadas vuelve a verse. La particularidad de este tipo de aventura es que es fácil de ocultar, ya que no vuelve a pasar. Teniendo en cuenta que en verano estamos más activos, y que nos relacionamos con más gente, es mucho más fácil que ocurra.
  • Infidelidad de compromiso: Aquí ya estamos hablando de infidelidades mayores. Son duraderas y se verán prolongadas durante un periodo de tiempo indeterminado, incluso hasta podría llegarse a convertir en una relación estable. A diferencia del tipo de infidelidad anterior, aquí no intervienen los sentimientos, aunque también podrían llegar a aparecer otros intereses. Si la infidelidad se prolonga en el tiempo es cuando aparece la figura del amante, con el que se puede adquirir un determinado compromiso.

Está demostrado que las vacaciones de verano son un riesgo real para cualquier pareja. Los estudios que se han llevado a cabo al respecto indican que los españoles están hasta un 60% más dispuestos a cometer una infidelidad en verano que en cualquier otro momento del año (en torno a un 70% de los hombres y a un 56% de las mujeres). De aquí podemos entender que cerca de un 20% de los españoles han cometido alguna infidelidad en algún momento de sus vacaciones.

Sobre un 23% de los hombres admiten haber sido infieles en algún momento en estación estival, en contraposición a un 12,5% de las mujeres.

Además de que estamos más activos, los cambios de la rutina en verano, la separación de la pareja, la preocupación por el aspecto físico, entre otros factores son los que pueden propiciar que se produzca la infidelidad.

Un 10% de las personas hacen escapadas de manera independiente a su pareja, lo que les permite conocer a gente nueva, con ganas de divertirse, con las que pasarlo bien sin ningún tipo de atadura o compromiso. Y el lugar en el que se suele conocer gente nueva suele ser la playa.

Ahora ya sabes porque es más común ser infiel cuando llega el verano.

Random Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*