Tipos de chocolate

El chocolate es uno de nuestros alimentos favoritos siendo el principal componente de toda una gran variedad de postres que nos encantan. Es rico en grasas, tiene una gran cantidad de calorías y, sobre todo, azúcar.

Es por ello, por lo que no siempre se recomienda en una dieta. Sin embargo, también tiene un cierto valor nutricional ya que en la composición podemos encontrar algunos nutrientes que son muy beneficiosos para nuestra salud.

También es importante saber que no todos los chocolates deban aportar lo mismo: algunos tienen más nutrientes que otros. Otros son mucho más grasos y tiene mucho más azúcar.

A continuación, vamos a analizar los diferentes tipos de chocolate para que puedas conocer los que deberías tomar, y cuáles deberías de evitar.

tipos-de-chocolate

¿Qué tipos de chocolate existen?

¿Qué es el chocolate?

El chocolate es el resultado de una mezcla exclusiva en donde se añade azúcar, cacao en polvo/pasta de cacao, y también otros ingredientes como puede ser manteca. Sin embargo, se exige que, al menos, un 35% de su composición tenga que ser cacao.

Dentro de los diferentes tipos de y chocolate, nos encontramos algunos tan destacados como el de cereales, frutos secos, frutas en general y, como no, el emblemático chocolate con leche.

Además, también podemos encontrar algunos tipos de chocolate que están pensados para hacer régimen, otros energizantes que están enriquecidos con miel, algunos que han sido creados con café para evitar que nos vamos… En este caso, la composición del cacao puede llegar a bajar, incluso, hasta un 10%. Sin embargo, debe de tener cacao sí o sí porque, de lo contrario, lo estaremos hablando de chocolate.

Entre tanta variedad, puede ser algo complicado saber identificar el tipo de chocolate que más nos conviene. Por esta razón, hemos creado una clasificación que va a ayudar a orientarte.

Chocolate amargo

que-es-el-chocolate-amargo

El chocolate amargo se caracteriza por incluir un mínimo de un 43% de cacao. Precisamente por ello, presenta un sabor un tanto amargo que no siempre gusta todo el mundo. Su gran particularidad es que no tiene tantas grasas y azúcares como en el resto de chocolates.

Si te estás preguntando si el chocolate amargo engorda, lo cierto es que es el que menos te ayudara a hacerlo. De hecho, habitualmente se puede incluir en diferentes dietas, siempre y cuando sean pocas onzas y en grandes intervalos de tiempo.

Además, por su sabor amargo también se suele utilizar una gran cantidad de recetas reconocidas (por ejemplo, con el pollo con chocolate).

Chocolate con leche

que-es-el-chocolate-con-leche

Es el tipos de chocolate por excelencia. Para conseguir que no tenga un sabor demasiado amargo, además de añadir azúcar, también se agrega una cierta cantidad de leche.

Dentro de esta categoría, podemos encontrar muchos tipos diferentes: desde el tradicional que tendrá un cierto porcentaje de leche, el chocolate con leche para fundir o, incluso, el chocolate con leche vegano que ha podido ser aplicado con otro tipo de leche que no es la de vaca, por ejemplo, de soja.

Chocolate blanco

que-es-el-chocolate-blanco

Cuando analizamos los chocolates blancos ingredientes muchas personas llegan a la conclusión de que realmente no estamos hablando de un chocolate como tal. Y es que, en su composición no interviene el cacao, aunque si la manteca de cacao.

Además, también se le añade diferentes materias sólidas que se extraen de la leche, y una ingente cantidad de azúcar.

Ayuda a conseguir un sabor más suave, pero menos parecido al cacao.

Chocolate con cereales/frutos secos

Para fabricar este chocolates, se parte de cualquiera de las opciones anteriores y se le agrega avellanas, nueces, almendras, piñones, cereales variados… Esto se pueden añadir bien en pequeños trozos, o bien enteros. La composición de estos elementos oscila entre el 10-40% aproximadamente.

Chocolate con frutas

que-es-chocolate-con-naranja

Y terminamos con esta última agrupación que nos indica que se le ha añadido al chocolate una cierta cantidad de frutas: éstas pueden haber sido tratadas de diferentes maneras; o bien se pueden servir enteras, o bien confitadas, troceadas, desecadas…

Aquí podemos encontrar multitud de chocolate muy conocido: el chocolate de naranja.

Por lo general, no tiene término medio: o te encanta, o lo odias.

¿Chocolate energía rápida?

El chocolate tienen la particularidad de poder ofrecerte energía rápida cuando más lo necesitas. Esto es debido a que concentra una elevada cantidad de calorías, azúcares e hidratos de carbono.

Por ejemplo, si nos decantamos por el chocolate negro, por cada 100 g nos encontraremos con 520 kcal, 6 g de grasa, 21 g de grasa saturada y 42 azúcares.

Éste tipo de chocolate suele ser el menos perjudicial para nuestra dieta. Además, también tiene una gran cantidad de flavonoides, por lo que se relaciona directamente con la mejora de algunos síntomas que pueden producir enfermedades de carácter cardiovascular.

Si cogemos un tipo de chocolate más azucarado, como el chocolate blanco, por cada 100 g conseguiremos 566 kilocalorías, 33 g de grasa, 22 g grasas saturadas y 56 g de azúcares.




¿Es bueno comer chocolate?

Como ya hemos comentado, lo cierto es que comer chocolate es muy bueno para la salud. Sin embargo, debido al gran cantidad de azúcares y grasas asociadas, podría llegar a estropear nuestra dieta, incluso a desencadenar cuadros de obesidad.

Además, la cantidad de azúcar que lleva pues ayudarnos a realizar ciertas actividades, pero también podría llegar sobre estimularnos demasiado, especialmente en los niños.

Nos puede ayudar a conseguir un ritmo de vida mucho más soportable… Pero es muy sencillo sobrepasarnos con la ingesta.

Es por ello por lo que, si se va a consumir chocolate, debería de hacerse siempre con moderación.

Random Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*