Trucos para mantener tu puesto de trabajo desinfectado

Desde que se declaró la alerta sanitaria por el COVID-19 en nuestro país, cualquier precaución es poca. El pasado marzo, muchos de nosotros estuvimos confinados en casa y al volver a la oficina todo había cambiado: la nueva normalidad traía consigo una serie de normas que minimizaban los contagios.

Entre las mismas, teníamos también algunos protocolos que nos permitían mantener nuestro puesto de trabajo correctamente desinfectado.

Es más que recomendable contratar una buena empresa de limpieza para que se encargue tanto de la limpieza, como de la desinfección. Estas entidades han sido instruidas con todos los protocolos, productos y herramientas para erradicar cualquier posible presencia del virus en el lugar de trabajo.

Además de contratar una de estas empresas, también te recomendamos seguir estos trucos:

Tips para desinfectar tu puesto de trabajo ante el COVID-19

1.     Ten en cuenta que el agua por si sola no es suficiente

Es cierto que el agua, combinado con jabón, permite conseguir una limpieza más que eficiente.

Pero hablando del coronavirus, no basta por si misma, sino que se debe mezclar con un desinfectante para que pueda matar el virus. Una buena opción es usar lejía, ya que este producto es capaz de acabar con el COVID-19 de diferentes superficies.

La proporción más acertada es la de 20 ml de lejía por 1L de agua.

También es interesante calentar el agua: la supervivencia del virus es de alrededor de 20ºC. Te podemos asegurar que si lo calientas a 60ºC, es muy raro que pueda sobrevivir en el mismo.

2.     Desinfección en aparatos electrónicos

Los utilizamos a tal velocidad con el estrés en la oficina que no siempre nos paramos a desinfectarlos, y ahí es donde vienen los problemas.

Muchos de ellos los llevamos a diferentes partes, como es el caso del teléfono móvil o del ordenador portátil. Lo interesante sería hacerse con una funda protectora que se pueda lavar, para conseguir así que estén protegidos tanto dentro, como una vez estemos fuera de la oficina.

En cuanto al resto de aparatos electrónicos, con una mezcla de agua y lejía debería ser suficiente para desinfectarlos.

3.     La importancia de la ventilación

Un aspecto muy importante que se relaciona con la desinfección del puesto de trabajo es la ventilación.

Con una buena ventilación logramos que circule el aire, por lo que los virus y las bacterias no se mantendrán mucho tiempo en el aire. Por ello, cuando estés limpiando y desinfectando tu espacio de trabajo, no estaría de más que abrieses las ventanas.

4.     Los detalles son la clave

Es crucial hacer una limpieza exhaustiva perfilando los detalles. Por ejemplo, no te dejes la parte de abajo del teclado, los pasamanos o reposabrazos, las perillas, así como cualquier otra zona que pueda estar en contacto con las manos. Es cierto que tardarás algo más de tiempo en limpiarlo todo, pero, a cambio, la posibilidad de contagio en la oficina será de prácticamente 0.

Sigue estos trucos y verás cómo desinfectas tu espacio de trabajo adecuadamente.

Random Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

*