Todo lo que debes saber sobre las Sex dolls

Saber

Las muñecas sexuales siempre han sido un artículo muy codiciado que antes tan solo se podía comprar en los sexshops físicos. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías, Internet nos da la opción de comprarlas de manera completamente anónima.

Por supuesto, las muñecas de ahora, conocidas como sex dolls, no tienen mucho que ver con las de antaño. Una muñeca sexual de ahora es completamente realista, se diseñan en materiales de gran calidad, son más higiénicas y cuentan con todo tipo de prestaciones para hacernos vivir una experiencia diferente.

En el siguiente enlace podrás encontrar información sobre como comprar sex dolls de forma segura, pero antes seguro que quieres saber más sobre ellas. Sigue leyendo este artículo para satisfacer tu curiosidad.

Proyecto Borghild: La primera muñeca sexual

Para hablar de la primera referencia a una muñeca sexual de la historia nos tenemos que ir a la Segunda Guerra Mundial. El propio Adolf Hitler haría una petición poco usual al médico Oles Hannussen: el objetivo era crear una muñeca sexual que ayudase a los soldados a satisfacer sus tentaciones, sin que pudieran desarrollar ninguna enfermedad venérea.

Esto es lo que se denominó Proyecto Borghild y la solicitud hablaba de una muñeca con una altura de 1,76m con grandes pechos, piernas definidas, ombligo y cabeza articulada.

Sin embargo, la fábrica Desdren, que es donde empezaría a esbozarse la muñeca, se destruyó en un bombardeo y no quedó ninguna referencia.

Bild Lilli

Sobre la década de los años 50 nos encontramos con la primera sex doll. Se trataba de una muñeca sexual para hombres. Como curiosidad, se piensa que Ruth Handler se basaría en el diseño de dicha muñeca para dar forma a la primera Barbie.

Prohibiciones en Europa

En el año 1982, mientras un cargamento de muñecas sexuales se dirigía a Gran Bretaña, se levantaría una prohibición que tendría por objetivo paralizar la importación de lo que se consideraban objetos obscenos e indecentes, y esto terminaría por afectar a toda Europa. Esto derivo en el Tribunal de Justicia de la Unión Europeo y el caso se ganó en 1987 por parte de David Sullivan, responsable de la exportación de las muñecas.

La muñeca sexual de nuestros tiempos

Ahora podemos encontrar muñecas sexuales completamente realistas. Suele ser una muñesca de silicona que, incluso, se podrían confundir con personas reales si no se observan con detenimiento.

La empresa Orient Industry de Japón han desarrollado un tipo de muñeca hiperrealista, no solo a la vista, si no también al tacto. Su textura es muy similar a la de la piel humana, incluso hasta incluyen unos ojos que parecen muy reales.

Los clientes pueden elegir el tipo de muñeca que buscan, según una serie de criterios como las medidas, la forma, el tamaño, el color, tipo de cabello, ojos, incluso hasta se le pueden poner la lencería que más nos excite.

En definitiva, estamos hablando de un mercado en alza que cada día cobra más adeptos que quieren probarlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*