Algunas recetas con jamón ibérico de bellota que debes conocer

Saber

El jamón de bellota es un tipo de jamón muy especial. Su característica distintiva es la raza del animal, de calidad superior. Al mismo tiempo, no es criado en corrales, sino en dehesas

Entre sus principales propiedades nutricionales, supone una gran fuente de vitaminas, como B1, B12, así como proteínas y minerales cómo el sodio.

O bien nos comemos las lonchas tal cual, como si fuera un aperitivo, o bien hacemos algunas de las recetas que te proponemos a continuación:

Las mejores recetas con jamón de bellota ibérico

  • Alcachofas con jamón ibérico es una de las recetas por excelencia. Por lo general, las alcachofas irán rehogadas en vinagre. En el momento en el que se junten la acidez del vinagre con el punto salado del jamón nos deleitaremos con un sabor que no tiene ningún tipo de comparación. Además, es una receta muy fácil de hacer, que no requiere de mucha preparación.
  • Espaguetis en carbonara vegetal y jamón de bellota: Si estás cansado de comer siempre pasta con tomate, con esta receta podrás innovar. Aquí usaremos ingredientes tan variados como pimiento rojo, tomates, huevos, aceite de oliva, pimienta negra, queso pecorino o parmesano, cebolla, espaguetis y, por supuesto, queso ibérico en taquitos. No tengas miedo de que se pierda el sabor del jamón, ya que este alimento se convertirá en el principal protagonista del plato.
  • Croquetas de jamón ibérico de bellota estilo chicote: Hay muchas maneras de hacer croquetas, pero todas ellas consisten en hacer previamente una bechamel, rebozar con pan rayados y freír en aceite que esté bien caliente. Para hacer la bechamel usaremos leche, nata líquida, mantequilla, harina, aceite de oliva, cebolla y un hueso de jamón. Para el rebozado huevos y pan rallado. Añade jamón ibérico a las croquetas y sabrás lo que es bueno.
  • Piña natural con jamón: todos los amantes de la piña se pirrarán por este plato. Tan solo necesitarás 2 o 3 rodajas de piña natural y 3-4 tiras de jamón. Tendrás que colocar las tiras de jamón en la sartén para que se doren tan solo unos segundos. Emplata colocando una rodaja de piña encima. La clave de este plato es el contraste que hace en boca el sabor dulce de la piña con el salado del jamón.
  • Bolas de jamón y queso: para hacer esta receta te hará falta jamón ibérico de bellota, cebolla y queso a las finas hierbas. Empieza mezclando el queso con la cebolla (picando esta previamente). Con la masa que consigas tendrás que hacer bolitas y después las cubrirás con lonchas de jamón. Es muy importante que se sirvan al momento, ya que su sabor no será igual si se queda frío.

Ten en cuenta que no todos los jamones son iguales. Dependiendo de la raza, de la forma de crianza, y de otros factores, podemos encontrarnos con sabores muy característicos.

Desde aquí te animamos a probar el jamón de guijuelotodo un descubrimiento en su género.

Apunta estas recetas, porque seguro que vas a querer hacerlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*